Beneficios de los probióticos, prebióticos y simbióticos en bebés

El 65% de los españoles reconoce no saber qué son los probióticos, prebióticos y simbióticos, a pesar de los beneficios que aportan a nuestra salud.

Los probióticos, prebióticos y simbióticos ofrecen múltiples beneficios para la salud, tal y como avala el estudio elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). A pesar de ello, lo cierto es que la mayoría de los españoles (65%) no saben lo que son, según un estudio realizado por Danone Nutricia Early Life Nutrition.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pues bien, los probióticos, prebióticos y simbióticos ayudan a mantener el equilibrio sano de la flora intestinal, mejoran algunos problemas gastrointestinales y ayudan a mejorar el sistema inmune de niños y adultos.

Pero… ¿Qué son?

Los probióticos son microrganismos vivos que se encuentran en algunos alimentos y que cuando se consumen en cantidades adecuadas aportan múltiples beneficios para nuestra salud y, si estamos embarazadas, también para la del bebé. Generalmente, los probióticos se encuentran en los productos lácteos, como el yogur, el kéfir, el chucrut o el chocolate negro, pero también se pueden aportar a los bebés a través de medicamentos y fórmulas pediátricas.

En este sentido, según una encuesta realizada por la Sociedad Española de Probióticos y Prebióticos (SEPyP), un 87% de médicos españoles especializados en pediatría y enfermería incorpora los probióticos en su práctica clínica mediante medicamentos (30%) o a través de fórmulas pediátricas (21%). Los prebióticos y simbióticos también se incluyen, aunque en menor medida, a través de fórmulas pediátricas y complementos alimenticios.

¿Qué son los prebióticos?

Los prebióticos aún son más desconocidos por los padres españoles que los probióticos, tal y como han demostrado los datos de la encuesta de Danone Nutricia Early Life Nutrition, en la que el 60% de los encuestados ha reconocido que no sabe qué son los prebióticos y un 63% ha confesado que desconoce la diferencia entre estos y los probióticos.

Los prebióticos son sustancias sin vida que promueven el crecimiento y actividad de las bacterias beneficiosas para el intestino mediante el aporte de diferentes sustratos y que se encuentran en alimentos de origen vegetal (ajo, cebolla, alcachofas y leche materna, entre otros) y en medicamentos, leches de fórmula pediátricas y complementos alimenticios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Y los simbióticos?

Los simbióticos son los grandes desconocidos para los españoles, ya que, según la encuesta, tan solo un 21% los conocen. Estos son alimentos funcionales que combinan probióticos y prebióticos. Un ejemplo de ellos es la leche materna, que a través de estas sustancias, influye en el desarrollo de una flora intestinal saludable en el recién nacido.

En este sentido, según comenta la Dra. Mónica Rodríguez Sangrador, Healthcare Nutrition Science Manager Iberia de Danone Nutricia Early Life Nutrition, “una correcta alimentación a través de leche materna, o en el caso de que no sea posible, a través de fórmulas pediátricas con probióticos, prebióticos o simbióticos, es fundamental, sobre todo durante los primeros 1000 días de vida, incluidos los 9 meses de gestación, que determinan de forma importante la salud futura del bebé”.

Y ADEMÁS...Los probióticos, unos buenos aliados para cuidar tu flora vaginal

Publicidad - Sigue leyendo debajo