Las sillas de seguridad infantil a contramarcha reducen hasta en un 90% las lesiones en niños

La probabilidad de sufrir lesiones graves en un accidente de coche se reducen en un representativo 90% con la utilización de sillitas de seguridad infantil a contramarcha.

Ante cualquier tipo de complicación en la carretera, el sistema de retención infantil (SRI) a contramarcha ofrece una serie de ventajas que hacen que merezca mucho la pena optar por esta alternativa. Por ejemplo, redistribuyen mejor la carga y reducen los movimientos de la cabeza evitando lo máximo posible lesiones en el cuello de los niños. Que los SRI se centren en la protección de la cabeza es fundamental pues supone el 25% del peso total de los niños (un 6% en los adultos). Según el fabricante de sillitas Axkid, los países que han adoptado esta medida tienen los índices más bajos de mortalidad infantil en carretera de todo el mundo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Contramarcha, 5 veces más seguro

Estudios basados en accidentes reales han demostrado que el riesgo de muerte o lesiones graves producidas por colisión aumenta 5 veces en los niños que viajan de frente respecto a los que viajan a contramarcha. Teniendo en cuenta que los accidentes frontales y frontolaterales suponen un 70% de los impactos de un vehículo, considerar el uso de este tipo de SRI puede salvar la vida de nuestros hijos.

Según la fisioterapeuta Marta Erill, impulsora de campañas de concienciación como “Ni un peque más en peligro” o “Dale la vuelta” en España, “los niños pequeños tienen diferencias anatómicas sustanciales que lo cambian todo, empezando por su columna vertebral, que ni siquiera está aún osificada, es prácticamente cartílago”, en comparación con los adultos. Por ello, ante el choque de un vehículo con otro, la cabeza de los niños sufre una fuerte tracción y se mueve bruscamente hacia delante y hacia atrás. “Ante esa tracción, que para un adulto supone un latigazo cervical, el cuello de un niño se puede romper. Es lo que se conoce como decapitación interna”.

Para concienciar sobre esto, Axkid ha decidido contar con la fisioterapeuta Marta Erill como embajadora en España para concienciar y aportar información sobre la importancia del uso de los SRI a contramarcha en cualquier trayecto que hagamos en coche, por corto que nos pueda parecer. “En caso de impacto, la única forma de eliminar las consecuencias de la tracción sobre la cabeza es evitarla, colocando al niño a contramarcha”.

Falta concienciación e información

La eficacia del SRI está corroborada por las cifras de la DGT: en 2017 fallecieron 16 niños menores de 12 años en vías interurbanas, de los cuales 5 no disponían de SRI. “Pese a ser un elemento central en la seguridad en menores, existe todavía un gran desconocimiento y mal uso generalizado”, comenta Úrsula Villanueva, International Marketing Manager de AxKid. De hecho, según los datos de la última campaña de sensibilización y control del uso de los sistemas de retención infantil de la DGT, 198 menores no llevaban cinturón de seguridad ni sillita y 41 viajaban en los asientos delanteros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Aún hoy vemos una mala praxis generalizada: sillas instaladas incorrectamente, niños que no llevan abrochado el arnés como es debido, colocados en sentido de la marcha demasiado pronto o con la cabeza sobresaliendo más de lo permitido del respaldo del SRI, etc”, señalan desde Axkid.

Marta Erill, autora también del blog ‘Una mamá de otro planeta’, afirma que en España aún queda un camino muy largo por recorrer para concienciar e informar adecuadamente a la sociedad sobre la importancia y los medios de Seguridad Infantil en el coche. “El 80% de los padres y madres de niños menores de cuatro años no dudaría en ponerlos inmediatamente a contramarcha si realmente supieran la diferencia vital que supone. Pero lo desconocen”.

ADEMÁS... Cómo llevar más seguro a tu hijos en el coche

Publicidad - Sigue leyendo debajo