Regurgitación en los bebés, cuándo debes preocuparte

Regurgitar es algo muy común en los bebés, sin embargo, hay cuestiones que debes saber para identificar cuándo esta práctica puede desembocar en un grave problema.

Durante los primeros meses de vida, prácticamente la mitad de los bebés tienen reflujo gastroesofágico, reflujo infantil o reflujo ácido infantil, una afección que hace que el contenido estomacal vuelva al esófago. El esfínter esofágico inferior, que se ubica entre el esófago y el estómago, permite que el contenido estomacal se mantenga en su lugar, sin embargo, hasta que este músculo no madure, los bebés pueden correr el riesgo de que la regurgitación se convierta en un problema, sobre todo si come demasiado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La regurgitación sucede cuando el contenido estomacal del bebé sale por la boca, habitualmente a través de sus eructos. Sin embargo, cuando ocurren los vómicos, esto quiere decir que el flujo es forzado. Por regla general, este hecho no suele afectar a la salud del bebé. Los bebés suelen dejar de regurgitar a los 12 meses.

Debes tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Alimenta a tu bebé en una posición erguida y mantenla durante 30 minutos después de la ingesta.
  • Evita juegos que impliquen movimientos bruscos después de la comida.
  • Intenta no alimentar a tu hijo en exceso.
  • Es preferible dar más veces de comer y con menos cantidades.
  • Tomate tu tiempo para hacer eructar a tu bebé, los eructos continuados tanto durante la comida como después de ella pueden evitar que se acumule aire en su estómago.
  • Acuesta a tu bebé boca arriba para reducir el riesgo de muerte súbita y no le pongas boca abajo para poder evitar la regurgitación.

    Y, por otra parte, debes acudir al médico si:

    • Si tu bebé no aumenta de peso
    • Si regurgita con fuerza
    • Si escupe líquidos verdes o amarillos
    • Si regurgita sangre o una sustancia similar al café
    • Si no quiere alimentarse
    • Si expulsa sangre con las heces
    • Si muestra dificultades a la hora de respirar
    • Si aumenta a regurgitar a partir de los 6 meses en adelante

      El médico ha de conocer perfectamente los síntomas que te han llevado a preocuparte para diagnosticar el mejor tratamiento. Sigue sus consejos al pie de la letra y evita posibles problemas en la salud de tu hijo.

      ADEMÁS... El reflujo del bebé: por qué se da y cómo solucionarlo

      Publicidad - Sigue leyendo debajo