Carla, primer bebé español en recibir un trasplante de corazón incompatible con su sangre

España se convierte con este hito histórico en nuestra medicina en el cuarto país que ha realizado este tipo de operación junto a Reino Unido, Estados Unidos, Alemania y Canadá.

image
Imagen cortesía del Hospital Gregorio Marañón

El Hospital Gregorio Marañón de Madrid ha realizado el primer trasplante de corazón en niños con incompatibilidad de grupo sanguíneo entre el receptor y el donante, lo que convierte a España en el tercer país europeo realizar este tipo de operación.

Carla nació en Extremadura con una malformación cardiaca severa (no desarrolló el ventrículo izquierdo) hace cinco meses y los médicos tuvieron claro que la niña no viviría sin un trasplante. Su enfermedad ya fue diagnosticada durante el embarazo y ahora, tras recibir un corazón de otra bebé con un grupo sanguíneo incompatible al suyo evoluciona favorablemente en la UCI del hospital madrileño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Esta operación en el que la receptora y el donante tenían grupos sanguíneos diferentes ha sido posible porque los niños nacen sin anticuerpos frente al grupo sanguíneo y se mantienen en niveles bajos hasta los 12-15 meses de edad y hasta ahora ya se han hecho unos 300 trasplantes de este tipo en todo el mundo. Gracias a este nuevo procedimiento, se podría aumentar en un 50% el número de trasplantes en niños de menos de un año, reduciendo de forma notable las listas de espera de trasplantes. Hasta ahora, en España las posibilidades de que un bebé reciba un corazón son del 60% según los datos de la Organización Nacional de Trasplantes.

La madre de Carla tuvo que trasladarse a Madrid durante el embarazo para que el hospital madrileño controlara la evolución de Carla en todo momento y poder programar su parto porque este tipo de bebés necesitan cuidados específicos desde el momento de su nacimiento y poder ser incluidos en la lista de trasplantes desde el minuto 1 de vida.

El equipo médico responsable de esta importante operación cuyo director es Juan Miguel Gil Jaurena se mostraba feliz y esperanzado de cara al futuro ya que la recuperación de Carla está siendo satisfactoria y su corazón ya late sin medicación.

Según Manuela Camino, jefa de trasplante infantil del Gregorio Marañón, cuando vieron cómo latía el pequeño corazón en Carla "fue emocionante".

Desde Crecer felicitamos a todos los implicados en este "milagro" y deseamos una pronta recuperación total de Carla y que otros niños en espera para un trasplante sigan el camino que ha abierto esta pequeña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo