¡Cuidado con el uso de antibióticos!

La ingesta de antibióticos en peques menores de tres años puede alterar de forma negativa la composición de la flora intestinal, lo que se asocia con el desarrollo de distintas patologías.

Un nuevo estudio, llevado a cabo por investigadores del Hospital General de Massachusetts (Boston, EE.UU), ha demostrado que la ingesta de antibióticos durante los tres primeros años de vida del pequeño puede alterar negativamente la composición de la flora intestinal.

Está claro que el descubrimiento de los antibióticos ha supuesto un gran avance en la Medicina, sin embargo este medicamento a veces no solo mata las bacterias infecciosas sino también las vitales por el organismo, y el pequeño puede desarrollar así distintas patologías.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La investigación se realizó tomando muestras mensuales de 39 neonatos, de los cuales 20 requirieron del uso de antibióticos. De esta manera analizaron las poblaciones bacterianas de estos pequeños desde que nacieron hasta los tres años de edad.

Los resultados mostraron que aquellos que recibieron antibióticos presentaban menos diversidad de especies bacterianas y la composición de sus microbiotas era menos estable. Esta disminución de la diversidad de la flora intestinal se asocia con enfermedades alérgicas y autoinmunes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo