Mi bebé tiene exantema súbito

Roséola, sexta enfermedad, fiebre de los tres días... Son otros nombres con los que se conoce al exantema súbito, una infección vírica que puede pasar tu bebé.

El exantema súbito es una infección causada por el herpes virus tipo 6, que se manifiesta con una fiebre muy alta y, cuando ésta desaparece de forma súbita, a los tres días, con manchitas rojizas en la piel (exantema). Es muy frecuente en los más pequeños; tanto, que un tercio de todos los niños la pasan entre los 4 meses y los 3 años. El 90% de estos casos se dan antes de los 2 años, siendo la edad de máxima incidencia entre los 7 y los 13 meses.

Tres días con fiebre

El primer síntoma de esta infección es una fiebre muy alta, de hasta 40 ºC, sin otros signos, salvo cierta irritabilidad. No obstante, a veces se acompaña de inflamación del tímpano o de la faringe, por lo que puede confundirse con una otitis o una faringitis. En esta fase, hasta que surja la erupción en la piel, no es posible hacer un diagnóstico del exantema súbito. Así que el pediatra aconsejará esperar, controlando únicamente la fiebre.

Puntos rosas en la piel

A los tres días la fiebre desaparece (hay que volver al médico si se mantiene más de cuatro días) y brota el exantema: manchitas o puntos rojizos o rosáceos, que blanquean al presionarlos y que salen primero en el cuello, pecho y tronco del bebé y luego se extienden a los brazos, piernas y cara. Aquí ya es fácil hacer el diagnóstico, puesto que en las demás infecciones exantemáticas (rubeola, sarampión, escarlatina...), la fiebre y las manchas coinciden.
Esta erupción puede durar uno o dos días (es necesario avisar al pediatra si se mantiene durante más de tres días) y es cuando el niño se encuentra más irritable.

La recuperación

Al estar causada por un virus, los antibióticos no son eficaces. Tampoco se emplean antivirales, pues es una enfermedad benigna. Sólo se aconseja tratamiento antitérmico (y vigilar que no se deshidrate) en la fase de fiebre. Después, si está muy molesto, puedes darle paracetamol o ibuprofeno. Cuando desaparezcan las manchas podrá volver a hacer vida normal.

Una duda: ¿cuánto tiempo es contagioso?

El exantema súbito se contagia por las gotitas de saliva que expulsa al toser o al hablar el niño o el adulto que porta el virus.

  • El tiempo que el enfermo es contagioso no se conoce con exactitud, pero probablemente lo es desde entre 15 y 5 días antes de que aparezca la fiebre, que es el periodo de incubación (en las guarderías, éste es el margen en el que empiezan a surgir nuevos casos tras un niño infectado).
  • Cuando se quitan las manchas el niño ya no contagia.

    Algo que debes vigilar

    Una complicación de esta enfermedad es que se presenten convulsiones por la fiebre (4% de los casos). Si le ocurre a tu hijo tendrás que llevarle a urgencias, pero no te alarmes: hay tratamiento y no quedan secuelas.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo