3-6 meses: ¿Por qué sigue con cólicos?

El cólico es un dolor abdominal que hace que el niño llore fuerte y con enorme irritación. Es un fenómeno normal en el primer trimestre, pero ¿qué pasa si perdura hasta los 5 o 6 meses?

Cuando un bebé sufre cólicos se observan estos síntomas: tiene la tripita muy dura, frunce el ceño, aprieta sus puños, se retuerce flexionando las piernas y su cara se enrojece. Y ello con un llanto fuerte que suele acontecer a horas fijas del día, generalmente por la tarde. Pueden durar de 2 a 3 horas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

No están claras las causas, pero seguramente influyen estos factores: un exceso de gases, la inmadurez del sistema digestivo, la postura en la que el bebé se alimenta (más horizontal que vertical) y el temperamento (los bebés irritables y algo difíciles los sufren más).

Descartar otras causas

Si el bebé, pasado el primer trimestre, aún sufre cólicos, conviene descartar otras causas, como por ejemplo una alergia a las proteínas de la leche de vaca o una intolerancia a la lactosa de la leche (en ambos trastornos hay un alto componente hereditario, tenlo muy presente).

Son problemas distintos: la alergia se produce porque el sistema inmunitario reacciona ante la proteína de la leche y la intolerancia se da porque el sistema digestivo no es capaz de digerir la lactosa.
En ambos casos aparecen cólicos y llanto.

En la alergia las reacciones pueden además ser cutáneas (enrojecimiento de la piel, erupción, eczemas), digestivas (vómitos, diarreas) o respiratorias (asma, “pitos” durante el sueño). En la intolerancia los problemas son más de tipo digestivo (diarreas, vómitos, dolor de tripa e hinchazón del vientre).

Quizá debas sustituir la leche que tomas

Si tu bebé alimentado al pecho sufre estos trastornos, ten en cuenta que quizá esté ingiriendo leche de vaca a través de tu alimentación. Por eso puede ser conveniente que sustituyas la leche y sus derivados por leche de arroz, almendra, soja, etc. Si el bebé mejora, es señal de que ésta es la causa.

Cuando empieces con la lactancia artificial, si el bebé sufre cólicos y sospechas que puede sufrir intolerancia o alergia, deberás cambiar a otro tipo de leche. En todo caso, antes de hacer nada consulta con el pediatra, porque también hay bebés alérgicos a la leche de soja.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cómo le alivio el dolor?

No existe una fórmula mágica, pero estos trucos suelen funcionar:

  • Colócale boca abajo, apoyando su tripita en tu antebrazo, y llévalo así un buen rato. O cógele en brazos, con su cabecita junto a tu corazón.
  • Túmbale boca arriba y dale un masaje circular en la tripita.
  • Procura que trague menos aire durante las tomas.
  • Sácale a pasear en el cochecito o llevándolo en la mochila portabebés. El balanceo le alivia y le ayuda a conciliar el sueño.
  • Pregunta al pediatra si puedes darle una infusión específica para bebés.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo