Bebé: ¿por qué no abre un ojo?

Tu bebé es para ti el más guapo del mundo, pero estás preocupada porque de un tiempo a esta parte vienes observando que apenas abre uno de sus ojitos. La razón puede ser un trastorno llamado ptosis.

Se llama ptosis a la caída del párpado superior y puede ocurrir en uno de los ojos o en los dos. Este trastorno no aparece de pronto, si lo observas en tu bebé es que lo tenía desde que nació.

¿Y por qué no te has dado cuenta hasta ahora? Muy sencillo. Primero, porque tras el parto muchos bebés tienen la cara un poco hinchada y es difícil apreciar una mala apertura del ojo. Segundo, porque al principio el niño se pasa una gran parte del tiempo durmiendo y existen menos ocasiones para descubrir el problema. Y, por último, porque en la ptosis hay grados y si en el caso de tu bebé es leve, quizá por eso no hayas reparado en ello.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Origen neuromuscular

De cualquier manera, ahora que ya has identificado el trastorno (que es muy poco frecuente), resulta esencial que se lo comentes pronto al pediatra. La ptosis tiene un origen neuromuscular (los músculos, los nervios o los tendones encargados de sujetar el párpado son muy débiles y no pueden realizar bien su función).

Y si no se soluciona a tiempo, puede terminar derivando en una alteración de la visión o, si es muy marcada, obligar al niño a forzar el cuello para ver bien y provocar con ello problemas musculares.

Visita al oftalmólogo

Así que ya sabes, pide cita con el pediatra para que vea al niño y valore el trastorno. Si padece ptosis y no un problema puntual (una conjuntivitis que le impide abrir bien el ojo, un orzuelo...), le derivará al oftalmólogo infantil, que decidirá cómo actuar.

Y es que para solucionar la ptosis solo se puede recurrir a la cirugía. Pero, a no ser que se trate de un grado importante y pueda ocasionar al niño problemas visuales o afectar bastante a su estética, lo más probable es que decida esperar hasta que tenga 4 o 5 años para operarle. En todo caso, si le operan ahora, no te agobies, es una intervención sencilla y efectiva.

Si tienen que operarle ahora...

Es normal que te preocupes, porque con un bebé tan pequeño cualquier cosa agobia. Pero piensa que se trata de una intervención sencilla.

  • La operación durará cerca de media hora y tendrán que ponerle anestesia general (tranquila, es algo que está muy controlado) para garantizar que no se mueve absolutamente nada.
  • Después deberá permanecer en el centro hospitalario dos días, para evitar que se toque el ojo y controlar mejor su evolución.

    ¡Qué útiles!

    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Los párpados realizan varias funciones: abren el ojo para permitir la visión, lo cierran durante el sueño para protegerlo de la luz y en cualquier momento para evitar que lo dañe algún agente externo y ayudan a mantener humedecida y limpia la superficie ocular.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo