Ante la dermatitis irritativa del pañal

Un 40% de niños de 3 meses a 2 años la han sufrido en algún momento. Así se previene y así se trata cuando ya ha aparecido.

La dermatitis irritativa del pañal sucede cuando la piel de la zona del pañal se irrita e inflama. Pero no sólo afecta al culito; con la llegada de la alimentación sólida, la piel de la zona peribucal también puede irritarse, sobre todo en épocas de frío.

Qué síntomas tiene

La piel de la parte baja del abdomen, los genitales, el pubis, la zona superior de los muslos y la parte del culito que tapa el pañal, está roja, lisa, brillante y el bebé siente ardor y picor.
A veces la dermatitis, tras los cuidados adecuados, queda en un simple enrojecimiento; pero otras se agrava y presenta descamación y heridas con pus.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Por qué aparece?

La idea más extendida es que se produce porque no se cambian los pañales con frecuencia. Posible, pero no es la única causa, ya que hay muchos factores que la desencadenan. Por ejemplo, la propia humedad y la sudoración de la zona, la fricción de los pañales con la piel (sobre todo si llevan plástico), la capacidad irritante del pis y las heces, el aumento del pH en la piel del culito, los restos de cremas y jabones, frotar fuerte con las toallitas o la tendencia a la inflamación de la piel del bebé.

¿Cómo evitarla?

Las claves son utilizar pañales muy absorbentes, cambiarlos a menudo y limpiar la piel con suavidad en cada cambio. Además, es importante utilizar una crema de barrera para el culete. Estas cremas evitan el contacto directo de las heces con la piel y algunas tienen componentes específicos para neutralizar la acción irritativa de las deposiciones.

¿Puede complicarse?

La complicación más común es la infección por cándidas. Se produce por apretar demasiado el pañal: la oclusión en la zona genera humedad y favorece el crecimiento del hongo. Sabrás que está infectada porque el color de la piel es rojo-violeta y afecta a los pliegues de las ingles, creando fisuras más allá de la zona del pañal.

¿Cómo se trata?

Excepto en los casos más severos, no es necesario el uso de medicamentos tópicos. Consulta siempre al pediatra, pero la mayoría de las veces la irritación desaparece con cuidados e higiene, aunque hay que estar alerta si la irritación persiste, se extiende más allá de la zona del pañal o aparecen ampollas.

Buenos consejos

  • La zona del pañal siempre debe permanecer limpia y seca, utilizando jabones suaves (neutros) y agua tibia. El secado hay que hacerlo exhaustivamente y sin frotar.
  • Dejar al bebé unas horas al día sin pañal, para que se airee la zona.
  • Tras limpiar y secar, hay que aplicar cremas que actúen de barrera y pomadas antifúngicas (en el caso de infección por hongos). Las cremas de barrera calman y aíslan la piel del contacto con el pis y las heces.
  • Hay que cambiar los pañales con frecuencia (adviértelo en la guardería). Debes comprarlos transpirables y extra-absorbentes, ni demasiado anchos ni demasiado estrechos, pero es conveniente que mientras permanezca el culito irritado sean de una talla mayor.
  • No le pongas polvos de talco ni utilices cubrepañales de plástico.
  • Después de lavar al niño, limpia cuidadosamente tus manos.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo