¿Quieres saber más sobre la prueba del talón?

Puede ser un poco molesta para el bebé, pero apenas dura un minuto y resulta de vital importancia para la detección precoz de enfermedades metabólicas en el recién nacido.

La llamada prueba del talón es una técnica de análisis de sangre que permite detectar de forma precoz trastornos metabólicos congénitos.

Se realiza a todos los recién nacidos y gracias a su implantación es posible tratar a tiempo enfermedades que en fases iniciales no presentan síntomas evidentes, pero que a largo plazo podrían ocasionar importantes alteraciones neurológicas, trastornos del crecimiento, retraso mental, mal funcionamiento del hígado, pulmones, corazón, etcétera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque es un procedimiento rutinario para los recién nacidos de toda España, no en todas las comunidades se buscan las mismas enfermedades.

Sí son comunes la fenilcetonuria, el hipotiroidismo congénito, la fibrosis quística y la hiperplasia suprarrenal congénita (trastornos con base genética).

En qué consiste

Mediante una lanceta se realiza un pequeño corte de 2 mm en el talón del bebé y se aprieta la zona para conseguir varias gotas de sangre, que deben impregnar unos círculos de papel tamiz ubicados en una tarjeta (tarjeta de Guthrie).

Es importante que previamente hayas escrito con claridad tu dirección, teléfono y datos de contacto, para que una vez enviada la tarjeta a un laboratorio especializado y analizada, puedas recibir los resultados.

Según los programas, se pueden hacer una o dos determinaciones. En algunas zonas de España se realiza una única muestra en el hospital donde el niño ha nacido, a las 48 horas de nacer, cuando el bebé ya ha comido (necesario para que las pruebas metabólicas sean valorables) y siempre antes del alta. En otras, además de ésta se realiza una segunda extracción en el centro de salud entre el cuarto y el séptimo día de vida.

Y en otras Comunidades se realiza una extracción recogida en el centro de salud entre el tercer y el quinto día de nacer (preferiblemente el tercero).

En estas zonas, en el hospital, con los papeles del alta, te entregarán la tarjeta que debes rellenar en casa (atención, no toques con los dedos ni mojes los círculos de la tarjeta, o la muestra puede no resultar correcta).

Si el tercer día de vida de tu hijo coincide con el fin de semana, tendrás que acudir a urgencias para que le hagan la prueba, pero no dejes pasar el plazo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Si los resultados del análisis están dentro de la normalidad, en un plazo de entre 20-30 días recibirás carta en el domicilio que hayas puesto de contacto.

Para que no le duela

Aunque la prueba no se considera dolorosa, sí es molesta.

Para hacerla más llevadera se recomienda masajear bien el talón del niño (así se favorece el riego sanguíneo), poner su pie por debajo de la altura del corazón y darle de mamar durante el proceso.

A los niños de biberón se les puede dar agua azucarada. Las cremas anestésicas no se usan porque pueden interferir en el resultado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo