Muerte súbita, claves para conocer el SMSL

Se denomina Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) al fallecimiento durante el sueño de un bebé aparentemente sano, de forma repentina y sin que sea posible establecer una causa concreta. Aunque el temor de que su hijo pueda sufrirlo es uno de los que más angustian a los padres recientes, los expertos aseguran que es muy poco habitual: en España afecta a uno de cada 1.000 recién nacidos. Éstas son las principales claves sobre el SMSL.

¿EXISTE UNA PREDISPOSICIÓN GENÉTICA A SUFRIR MUERTE SÚBITA?

Aunque el origen exacto del problema no se conoce, se cree que hay bebés con una mayor susceptibilidad a este trastorno por causas genéticas. Pero los expertos afirman que esta susceptibilidad por sí sola no bastaría para desencadenar el SMSL y que para que haga aparición deben concurrir también determinados factores ambientales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿QUÉ FACTORES PUEDEN DESENCADENAR la muerte súbita?

Los más comunes son acostar al bebé boca abajo, abrigarlo demasiado por la noche, mantener un ambiente cargado de humo en casa... Lo que no es cierto, según Alba Palacios, pediatra del Hospital 12 de Octubre de Madrid, es que las vacunaciones infantiles aumenten el riesgo de SMSL.

¿QUÉ NIÑOS TIENEN MÁS RIESGO DE PADECER SMSL?

Los hermanos de niños fallecidos por este síndrome tienen más posibilidades de sufrirlo, según Palmira Villegas, presidenta de la Asociación para la Prevención de la Muerte Súbita del Lactante en Madrid. También aumenta el riesgo en hijos de madres que fumaron en el embarazo, en bebés prematuros y en nacidos con bajo peso.

¿A QUÉ EDAD ES MÁS COMÚN LA APARICIÓN DE SMSL?

El 90% de los bebés afectados son menores de 9 meses (la mayoría tiene entre 2 y 4 meses). Es raro que se dé a partir de esta edad, aunque existe alguna excepción entre los 9 y los 12 meses. Los expertos aconsejan que las medidas preventivas se mantengan, en la medida de lo posible, hasta que el bebé cumpla un año y medio de edad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo