Cómo tratar al bebé cuando tiene mocos

Cuando un bebé tiene mocos tiene dificultades para respirar, para comer, para dormir. ¿Qué podemos hacer en casa para que nuestro hijo expulse los mocos que tanto le molestan?

¡Tu hijo está otra vez con mocos! Puede deberse a un simple catarro, pero como el bebé ni come ni duerme bien, hay que solucionarlo. Cuando un bebé tiene mocos tiene dificultades para respirar, para comer, para dormir. ¿Qué podemos hacer en casa para que nuestro hijo expulse los mocos que tanto le molestan? Sigue leyendo porque te explicamos cómo aliviar de los mocos a tu bebé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cómo tratar al niño con mocos

Sigue el tratamiento prescrito por el médico (descongestivo, mucolítico, broncodilatador, etc.), durante el tiempo indicado. Si no mejora debes volver para nueva valoración.

Mientras tanto, en casa, ten siempre a su alcance un bibe con agua (el agua fluidifica el moco).

Además, antes de cada toma y antes de acostarle límpiale la nariz con suero fisiológico o con un nebulizador de agua marina apto para bebés. Hazlo así:

  • Ponle tumbado boca arriba, con la cabeza de lado. Tápale la fosa nasal superior y nebuliza la inferior. Vuelve la cabeza hacia el otro lado y repite la operación (si es un lactante de pecho a demanda espera tres horas entre una limpieza y otra).
    • Si estornuda o expulsa mocos, usa un pañuelo de algodón, que no irrita. Después, aspírale la mucosidad con un aspirador nasal o con una pera fisiológica del siguiente modo: Pon la boquilla higiénica en la pera, aprieta totalmente la parte ancha antes de introducirla en la fosa y suéltala cuando esté dentro para que absorba; sácala y repite varias veces. Puedes optar por aspiradores nasales manuales o eléctricos, que suelen tener fuerza de aspiración modulable según la edad del bebé.

      El aspirador nasal de bebé mejor valorado de Amazon

      Si todavía no tienes un aspirador de mocos de bebé, el Nosiboo Eco, es uno de los mejores valorados por las mamás que compran en Amazon. La pieza que introduces en la naricita del bebé es de silicona muy suave y está fabricada libre de BPA para que no irrite su piel. Además es muy fácil de limpiar.

      Amazon Prime

      COMPRAR

      En definitiva, si tu hijo está con mocos, ten paciencia, pon en práctica las medidas que le alivian y mímale mucho para que se sienta mejor.

      Publicidad - Sigue leyendo debajo