Síntomas de la bronquiolitis

La bronquiolitis es más frecuente de lo que pensamos. Quienes más la sufren son los bebés menores de 2 años. Si sospechas que tu hijo puede tenerla, la primera medida es llevarle al pedíatra.

¿Es bronquiolitis?

Los primeros síntomas de un catarro son presencia de moco claro, ligeras décimas de temperatura y malestar general.

Los menores de 18 meses con catarro, tos y congestión deben ser valorados por su pediatra, sobre todo si tras una semana de afectación el niño no mejora.

Hay que estar atentos a estos síntomas: aleteo de la nariz al respirar, silbidos en el pecho, hundimiento del costado a la altura de las costillas (independientemente de que vayan acompañados de aumento de temperatura o no), ya que puede tratarse de bronquiolitis. En este caso, la visita al médico, cuanto antes, es obligatoria.

Si el niño ha pasado ya una bronquiolitis es probable que todos los catarros se manifiesten de forma similar y parezcan bronquiolitis (se trata de una hiperreactividad bronquial), aunque no lo sean. El pediatra lo determinará.

Publicidad - Sigue leyendo debajo