Por qué es importante que tu hijo beba agua

Recibe la que necesita a través del pecho o el biberón, pero en esta época, si está malo o ha comenzado con la alimentación complementaria, requiere aporte extra.

Los niños contienen más porcentaje de agua en el cuerpo que los mayores y para evitar la deshidratación es imprescindible cubrir todos sus requerimientos de agua, que se ven incrementados por diversos factores como las elevadas temperaturas, la fiebre, los vómitos y la diarrea.

Aunque seas consciente de su importancia, seguro que a la hora de dársela a tu bebé te surgen muchas dudas. Como por ejemplo cuál es la cantidad más adecuada que debes ofrecerle.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cuánta agua debe tomar el bebé?

Según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, las necesidades de agua de los niños pequeños son las siguientes: de 0 a 6 meses, 100-190 ml por kilo de peso al día; de 6 a 12 meses, 800-1.000 ml/día; de 1 a 2 años, 1.100-1.200 ml/día; y de 2 a 3 años, alrededor de 1.300 ml/día.

¿Para qué le hace tanta falta?

Tu bebé la necesita porque el agua interviene en los procesos de digestión, absorción y distribución de nutrientes, así como en el de transporte y desecho de elementos tóxicos a través de la orina. Además, contribuye a mantener estable la temperatura corporal.

Si se cría con pecho, ¿tiene que beber agua o con la leche materna basta?

Durante los primeros seis meses de vida no es necesario. El bebé alimentado con lactancia materna a demanda no necesita aportes extra de agua, ya que la leche de la madre está compuesta por un 88% de este elemento.

Si el bebé tiene una pérdida extra de líquido por vómitos, diarrea o fiebre alta, o en verano por el incremento de sudor, hay que ofrecerle el pecho más a menudo.

Si se alimenta con biberones de leche de fórmula, ¿necesita agua entre las tomas?

Hasta que no alcance los 6 meses, no. El pediatra calcula la cantidad de líquido que precisa en cada biberón para cubrir sus necesidades diarias.

Pero en ambos casos, tanto si el pequeño está siendo alimentado con pecho como si se está críando con biberón, sí es imprescindible ofrecerle aportes extra de agua entre las tomas cuando comience con la alimentación complementaria.

¿Es bueno que tome mucha agua?

Si el niño bebe más de la que necesita, se llenará el estómago de líquido y no tendrá ganas de comer. Por eso hay que evitar darle agua justo antes de las tomas o de las comidas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los bebés que ya no toman biberón, ¿cuántos vasos diarios necesitan?

Desde 1 año, unos cuatro vasos de agua al día, pero esto es algo que varía mucho de unos pequeños a otros, porque depende de cuánto se muevan, de lo que coman, de lo que suden...

Publicidad - Sigue leyendo debajo