Dudas más frecuentes sobre las medicinas

A veces, el leer el prospecto de un medicamento no nos resuelve ciertas dudas que por otro lado son muy comunes. Algunas, sobre todo si eres primeriza, pueden hacerte perder la calma. Tranquila pregunta todo lo que no sepas y consulta con tu pediatra.

Efecto y reacciones

Es importante que no te impacientes, cada medicina requiere un tiempo concreto para actuar. Pero si el niño no parece mejorar de forma paulatina, consulta al médico.

Si, por el contrario, parece recuperado en tiempo récord, no abandones por ello el tratamiento. Síguelo hasta el final y llévale de nuevo al pediatra para asegurar que la recuperación es total.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque no es habitual, algunos medicamentos pueden provocar una reacción alérgica. El sarpullido es el síntoma más común y no suele revestir importancia. Eso sí, si al niño le cuesta respirar, se marea, se acalora y presenta enrojecimiento, picazón, urticaria o vómitos, puede ser anafilaxia, una reacción grave que precisa atención hospitalaria inmediata.

Dudas muy frecuentes

No saber qué hacer en ciertas situaciones puede agobiarte. Recuerda:

  • Si olvidaste una dosis, puedes dársela sólo si ha pasado poco tiempo desde la hora a la que le tocaba.
    • Si vomita/escupe el medicamento nada más tomarlo, repite la dosis; no si ha pasado media hora o más, porque el cuerpo ya lo habrá absorbido.
      • Mezcla la medicina con un poco de alimento en una cucharita, jeringa o tetina, pero no la disuelvas en el biberón, porque si no lo acaba, no tomará la dosis debida.
        • Los jarabes abiertos deben utilizarse en un mes y medio como máximo; paracetamol e ibuprofeno, en tres meses. El antibiótico sobrante se desecha.
          • Si tu hijo es celíaco, diabético o con intolerancia a la lactosa, díselo al pediatra: los excipientes del fármaco pueden contener gluten, sacarosa y/o lactosa y provocarle una reacción.

            En definitiva, conocer bien los medicamentos y su uso mejora su eficacia y la recuperación del pequeño.

            Publicidad - Sigue leyendo debajo