Los alergenos más comunes en alergias respiratorias

Éstos son algunos de los principales alergenos implicados en alergias respiratorias y así puedes contribuir en casa a reducir su acción sobre tu pequeño.

Pólenes

  • En época de polinización, si hace viento, mantén las ventanas de casa cerradas.
    • No seques la ropa en el exterior en días de alta concentración de polen.
      • Evita las actividades en parques y sobre el césped a media tarde.
        • Pon filtros de alto rendimiento (HEPA) en tu aire acondicionado.
          • Existen apps para móviles (como AlertaPolen) que informan sobre los niveles de pólenes en tu zona.

            Ácaros del polvo

            • Prescinde de moquetas y alfombras. Si necesitas una, que sea pequeña y lavable.
              • Evita que el niño duerma con peluches. Los que tenga, lávalos una vez a la semana.
                • Lava su ropa a 60 ºC, sin suavizantes, salvo que estos sean hipoalergénicos.
                  • Pon una funda antiácaros en su colchón y una almohada que no sea de lana.
                    • Abre las ventanas para airear la habitación a diario.
                      • No pases la aspiradora ni quites el polvo en presencia de tu pequeño.
                        • Sustituye las cortinas del hogar por unas persianas.

                          Epitelios de animales

                          • Evita la presencia de mascotas en vuestra casa.
                            • Si no puedes prescindir de la mascota, lo aconsejable es que duerma y que la cepilles (si lo necesita) fuera de la vivienda y, por supuesto, que nunca entre en la habitación del niño.
                              • Utiliza un purificador de aire doméstico e instala filtros HEPA en el aire acondicionado del hogar.
                                • Quita las alfombras y las moquetas y limpia a menudo sillones y muebles con un paño húmedo.

                                  Hongos/Moho

                                  • Utiliza deshumidificadores en las habitaciones.
                                    • Aumenta la ventilación en los lugares de mayor concentración de humedad (el baño y la cocina).
                                      • Aplica en las paredes pintura antimoho.
                                        • Limpia los filtros de aire con soluciones antifúngicas.

                                          Publicidad - Sigue leyendo debajo
                                          Publicidad - Sigue leyendo debajo