Cólico del lactante: distintos remedios

El tratamiento debe establecerse tras la visita al pediatra y, aún así, si un día el llanto es más intenso o más agudo de lo normal y el vientre está más hinchado, hay que volver de nuevo al médico para descartar otros problemas.

En el pediatra

Tras su estudio detallado, el pediatra incidirá en aquellos factores que acentúan los cólicos:

  • Contra el estreñimiento os indicará un laxante suave infantil para disolver en el biberón o, si toma pecho, en un minibiberón de agua.
    • Contra los gases, un medicamento que desestructura los gases y ayuda a expulsarlos y hacerlos desaparecer.
      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      • Hay infusiones carminativas para bebés, a base de manzanilla e hinojo, que movilizan el intestino y favorecen de este modo la digestión.
        • Si toma leche de fórmula quizá te indique optar por un hidrolizado de proteínas o por leche sin lactosa (también para la madre que da el pecho).

          Homeopatía

          Numerosos pediatras admiten la homeopatía como terapia positiva para combatir los cólicos. Entre los medicamentos homeopáticos hay preparados carminativos y analgésicos que ayudan a reducir los gases y el dolor que causa su acumulación (de venta en farmacias).

          Osteopatía

          Estos profesionales realizan manipulaciones mediante masajes en el abdomen del niño que contribuyen a reducir las contracciones intestinales que causan el dolor.

          Elige un profesional especializado en niños y en terapias viscerales. Los masajes de esta terapia calman el dolor y ayudan a expulsar los gases de los intestinos inmaduros.

          Publicidad - Sigue leyendo debajo