¿Qué hacer si el bebé se despierta sobresaltado?

Hay varios motivos por los que un niño pequeño puede despertarse durante la noche. Veamos qué hay que hacer en cada caso para que vuelva a dormirse rápidamente.

Se mueve mucho

Durante los dos primeros meses puede despertarse por sus propios movimientos incontrolados. Para evitarlo hay que envolverle en un chal finito (menos la cabeza).

Se siente desorientado

Le ocurre porque no percibe los límites del lugar donde se encuentra y es algo a lo que no está acostumbrado (el útero materno es mucho más reducido que su cunita). Para que no se sienta perdido hay que limitar el espacio de su moisés colocando una toalla enrollada en su espalda y otra en el cabecero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tiene gases o cólicos

Mejorará a partir de los 3 meses. Hasta entonces le aliviará que le demosmasajes circulares en la tripa, en el sentido de las agujas del reloj, y que le paseemos manteniéndole tumbado boca abajo sobre nuestro regazo.

Quiere el chupete

Es porque chuparle relaja. Hay que quitárselo en cuanto se duerma, para que no le deforme el labio.

Se siente solo

Dejarle un pañuelo que huela a mamá o ponerle canciones grabadas por ella es la mejor solución.

Publicidad - Sigue leyendo debajo