Cómo prevenir la muerte súbita

La mayor preocupación de los padres es que a su bebé le pase algo durante el sueño. Por suerte, los casos de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) son cada vez menos. Para evitarlo hay que tomar las siguientes precauciones.

image
D.R.

Acostarle boca arriba

Al contrario que cuando lo hace boca abajo, en esta postura el niño no respira su propio aire espirado, que contiene anhídrido carbónico (es aire tóxico).

Evitar que sude

Se ha comprobado que el exceso de calor aumenta el riesgo de que el pequeño entre en un sueño muy profundo del que no pueda despertar.

Además de no poner la calefacción demasiado alta, es muy importante evitar que el niño se tape la cabeza con la ropa de cuna, porque esto crea un microclima que eleva su temperatura corporal y le hace respirar aire tóxico, dos factores nefastos. La manera de impedirlo es acostándole a los pies de la cuna, con sus pies tocando el piecero y la ropa sobrante remetida por debajo del colchón.

No dormir con él

Aunque en esto no hay consenso, los expertos en el SMSL desaconsejan el colecho porque creen que no es totalmente seguro para el pequeño. Sí están a favor de compartir la habitación con él.

Rodearle de aire limpio


La nicotina afecta al sistema respiratorio del bebé. ¡Nunca se debe fumar en su presencia ni durante el embarazo!

Darle leche materna

Conviene mantenerla, como mínimo, durante los 6 primeros meses de vida del pequeño, ya que le protege de muchas infecciones que pueden dar lugar al SMSL.

No agobiarle

Con cojines, peluches, almohadas... Sin darnos cuenta podemos crear un ambiente peligroso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo