Cuándo y cómo tratar las manchas de la piel del bebé

Para las manchas existen tratamientos como la medicación o el láser. ¿Cuándo utilizar este último? Cuando tu hijo es todavía un bebé.

Si no hay riesgo, la lesión es benigna y no molesta estéticamente, las manchas no requieren tratamiento y normalmente no se extraen. Si, por el contrario, representan un problema estético importante o comprometen alguna parte del cuerpo (párpado, o nariz, por ejemplo), hay opciones muy seguras para tratarlas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cómo se tratan

Hay varios tratamientos posibles. El más común es el láser, que se aplica a las manchas vasculares. Requiere anestesia general.

En el caso de los hemangiomas muy grandes existen tres alternativas. La más usual es la medicación oral, generalmente con un medicamento llamado propranolol. En segunda opción está el tratamiento con corticoides. Ambos persiguen lo mismo, acelerar el proceso de remisión. Y como tercera opción está el láser.

En lunares, la opción es la extracción mediante cirugía (con anestesia general).

Desde qué edad

Tanto en el caso de los tratamientos a base de medicamentos como con láser, pueden practicarse incluso en bebés. De hecho, algunos pediatras recomiendan hacer el tratamiento de láser a estas edades tempranas, porque entonces el área cutánea a manipular es menor.

¿Desaparecerán?

Con la técnica láser sí se consiguen aclarar considerablemente las manchas, pero nunca llegarán a desaparecer por completo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo