Bebé 1 año: tose mucho por la noche

Si tu hijo presenta fiebre baja o moderada, ronquera y tos perruna es probable que tenga crup, un cuadro que suele responder a la inflamación de la laringe por una infección y que se agudiza en posición horizontal.

El crup suele estar producido por una infección vírica en las vías altas respiratorias, sobre todo en la laringe, aunque también puede ocasionarlo una infección bacteriana o un producto irritante inhalado (detergente en polvo, un insecticida...).

Afecta más a menudo a los niños desde los 6 meses a los 6 años y casi siempre aparece en las épocas de frío.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El pequeño afectado comienza teniendo mocos y fiebre baja o moderada. A medida que la laringe y las cuerdas vocales se inflaman, empieza a mostrar ronquera o afonía y a toser con tos perruna. Como el picor de la garganta es pulsátil (se acentúa con el pulso), la tos se agudiza por la noche, cuando el niño se tumba y el latido cardiaco es más patente.

Fármacos y buenos hábitos

El tratamiento farmacológico para paliar el crup consiste en corticoides inhalados para abrir las vías respiratorias y también en antibióticos si hay infección bacteriana. Siempre debe ser recetado por el pediatra.

No obstante, si tu hijo lo padece, además de obedecer al médico puedes aliviarle con estas medidas:

  • Mantén húmedo el ambiente en casa. Puedes utilizar humidificadores (límpialos a diario) o poner recipientes llenos de agua en los radiadores.
    • Acostumbra a tu hijo a beber agua con frecuencia a lo largo del día. Así las mucosidades se hacen más fluidas y es más fácil eliminarlas.
      • Aléjale de ambientes cargados o llenos de humo. El crup empeora en lugares secos y/o pocos ventilados.
        • Acuéstale semiincorporado. Para ello lo más práctico y sencillo es que coloques unos libros debajo de las patas delanteras de su cama. Adoptando esta postura respirará mejor.
          • Tranquilízale cuando le dé el ataque de tos. Para ello debes mantenerte lo más serena posible, porque si te dejas llevar por la situación le transmitirás tu nerviosismo, se pondrá a llorar o lo hará con más fuerza y respirará aún peor.

            Ten paciencia. Tratándole, tu hijo estará bien antes de una semana.

            ¡Qué práctico!

            En los casos más severos, los niños con crup presentan estridor, que es un ronquido producido por el paso del aire por la zona inflamada.

            Publicidad - Sigue leyendo debajo

            Como medida inmediata hay que abrir todos los grifos de agua caliente del baño, cerrar la puerta y llevar al niño allí una vez que se haya formado un ambiente de vapor, para que lo respire durante unos minutos. Si no mejora, hay que ir a urgencias.

            Conoce los diferentes tipos de crup

            Además del vírico, del bacteriano y del causado por sustancias irritativas, existen otros tipos de crup que requieren atención médica urgente. Son éstos:

            CRUP ESPASMÓDICO. Aparece por la noche de forma muy brusca. El niño está normal cuando se acuesta, pero se despierta por la noche con ronquera, tos perruna, sensación de falta de aire y estridor . Mejora cuando respira aire frío, ya que éste desinflama la laringe.

            De hecho, es frecuente que los pequeños mejoren cuando van de camino al hospital.

            CRUP ALÉRGICO. Se produce por una reacción alérgica, causada por la ingesta de un alimento o medicamento o por la picadura de un insecto. Como el niño presenta dificultad respiratoria, hay que llevarle a urgencias de inmediato.

            Publicidad - Sigue leyendo debajo