Elige bien la cuna del bebé

Para que tu hijo descanse y para evitar que pueda tener asma o posibles alergias, debes cuidar todo el material que esté en contacto con él como sábanas, colchones...

Tu hijodormiráen su cuna desde el nacimiento hasta los 4 años. Los primeros días descansará 16 o 17 horas diarias; a los 3 meses, 15 horas; a los 6 meses, 12 horas nocturnas y de
2 a 4 horas diurnas, y al año, entre 12 y 14 horas.

Es mucho tiempo de uso, por ello conviene prestar atención a su comodidad y a la funcionalidad de aquello que conforma su cuna.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El somier

Ya sea una cuna de barrotes o plegable, el somier ha de ser firme, aireado y con cierta flexibilidad, para que sus movimientos nocturnos resulten confortables.

Su colchón

Elígelo firme, bien ajustado al tamaño de la cuna (no deben quedar más de 2 cm de holgura), aireado e hipoalergénico. Además, si es posible, conviene que tanto el colchón como la funda protectora y la sábana bajera tengan tratamiento antiácaros.

Sin almohada

Aunque desde los 9 meses tu bebé podría ya tener una almohada de las extraplanas, es preferible que no la empiece a usar hasta bien pasados los 18 meses, ya que a esta edad disminuye el riesgo de sofocación.

Tejidos naturales

Sus sábanas, de algodón 100% o de bambú. No uses edredones de plumas hasta que cumpla 2 años; este material puede favorecer el asma y las alergias.

Además la pluma, gracias al propio calor del niño, puede generar un microclima de temperatura elevada, poco recomendable para los más pequeños. Si su cuna lo lleva, retíralo por la noche.

Para dormir

En verano, body y sábana; en invierno, un body de manga larga y saco para dormir. Así tendrá más libertad de movimientos y no se destapará.

Publicidad - Sigue leyendo debajo