La salida de los dientes del bebé: mitos y verdades

¿La erupción dental provoca diarrea? ¿El retraso en la dentición se debe a que el pequeño está enfermo o mal alimentado? Te aclaramos éstas y otras dudas frecuentes sobre la aparición de los primeros piquitos.

Los dientes de leche empiezan a brotar hacia los 6 meses y terminan de salir todos pasados los 2 años. Pero esta norma tiene excepciones que entran dentro de la normalidad: hay niños que al año aún no tienen ningún diente y otros que los echan muy pronto.

Esto no significa que los primeros estén enfermos y los segundos sanísimos. La fecha de erupción dental no tiene que ver con la salud, sino con la genética: si tu pareja o tú tardasteis en echar los dientes, a vuestro hijo también le saldrán tarde. Y si os salieron pronto, él también tendrá una dentición precoz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mentiras sobre la salida de los primeros dientes

Hay otros mitos respecto a la salida de los dientes que conviene aclarar. Por ejemplo, no es verdad que ésta haga enfermar al niño. La erupción dental abarca un periodo muy amplio, por lo que es normal que el pequeño que está echando los dientes se ponga pachucho alguna vez, pero no hay una relación causa-efecto entre estas dos circunstancias.

Tampoco es cierto que la salida de los piquitos de los dientes haga babear más al bebé. La mayor salivación se debe a que sus glándulas salivares están empezando a funcionar más deprisa para que el pequeño pueda tomar otros alimentos, no a la erupción dentaria.

Verdades sobre los primeros dientes

Sí es verdad que una vez que le aparecen los primeros piquitos de sus dientes, el pequeño babea más porque se los toca casi de continuo con la lengua. Otra cosa que puede pasar es que al salirle los dientes se le irrite más el culete.

Es porque la orina cambia su composición por influencia de la saliva, volviéndose más agresiva para su piel. Para prevenir las escoceduras, cámbiale el pañal en cuanto lo moje.

También puede ocurrir que al tragar más saliva, el bebé haga las cacas menos consistentes, pero esto no significa que la dentición vaya a causarle diarrea. Si tiene diarrea, hay que consultar al pediatra, igual que si tiene fiebre, porque es cierto que la erupción dental puede producir febrícula (hasta 37,5 ºC), pero no fiebre alta.

Remedios muy eficaces para aliviar la salida de los dientes

El dolor y la inflamación de encías son molestias inherentes a la dentición. Para aliviar a tu hijo puedes aplicarle un bálsamo específico para este uso, masajearle la zona con movimientos circulares (habiendo metido tu dedo previamente en agua fría) o comprarle un mordedor. Los que se meten en la nevera para enfriar resultan muy eficaces. Ahora bien, recuerda que no debes introducirlos en el congelador, ya que si se hielan, puedes quemar a tu hijo la mucosa de la boca y se sentirá aún peor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ya puedes enseñarle el cepillo de dientes

Aunque el bebé aún no tenga dientes, los expertos recomiendan limpiar su boca con una gasita estéril empapada en agua después de cada toma. Una vez que le salgan los primeros piquitos debemos limpiárselos después de cada comida con un cepillo especial, de goma o de silicona, que tenga el cabezal muy pequeño.

Aún no es necesario usar pasta (a partir de los 3 años, sí), basta con mojar el cepillo en agua tibia.

--> Todo sobre la salida de los dientes del bebé

--> Cómo cuidar los primeros dientes del bebé

--> Cómo aliviar el dolor de encías por la salida de los dientes

Publicidad - Sigue leyendo debajo