Ayuda a tu bebé a expulsar los gases

Casi la mitad de los bebés de esta edad tienen problemas de acumulación de gases, una alteración que no es grave, pero sí resulta muy molesta. ¿Tu hijo es uno de ellos? Descubre las maneras de aliviarle.

Sabrás que tu hijo tiene gases si le notas la tripa dura e hinchada, se tira pedorretas de vez en cuando y se muestra muy incómodo, sobre todo después de comer.

A la edad de tu bebé, el número de niños que se ven afectados por esta alteración aumenta porque empiezan a comer alimentos nuevos y su organismo, aún inmaduro, tarda un poco en habituarse a digerirlos bien.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para aliviar a tu pequeño, además de poner en práctica los consejos del pediatra, debes intentar que no trague aire cuando le das de comer.

Pautas a seguir para echar los gases

La forma de evitar que trague aire al darle el pecho es meterle también parte de la areola en la boca, no sólo el pezón, para que no mame en vacío. Y si le das el biberón, asegurarte de que la tetina está llena cuando succione, por el mismo motivo.

Otros consejos muy prácticos son:

  • Dar de comer al bebé sentado o semiincoporado, pero nunca tumbado del todo.
  • Hacerlo despacito, dejándole parar para que pueda descansar y eructar.
  • Cambiar la tetina habitual de su biberón por una antigases.
  • Evitar poner verduras muy flatulentas en su puré (repollo, brécol...).
  • Asegurarte de que expulsa todo el aire cuando termine de comer, antes de acostarle en la cuna.

    Masajes y medicinas para echar los gases

    Si a pesar de tomar estas medidas, tu hijo acumula aire, le aliviará mucho que lo tumbes boca arriba y le lleves las piernas flexionadas hacia el pecho, ejerciendo cierta presión sobre su tripa. Y también que le pases las palmas de tus manos repetidamente sobre el vientre, desde arriba hacia abajo, para que los gases se acumulen en la zona del intestino y a tu hijo le resulte más fácil expulsarlos.

    En caso de que esto tampoco le alivie, el pediatra le recetará algún medicamento específico para los gases (jamás se lo des tú por tu cuenta).

    Publicidad - Sigue leyendo debajo