Aerosolterapia en casa

Lo mejor de esta terapia es que no precisa la colaboración del niño para administrarle la medicación y no pasa nada si llora durante el proceso, por eso es tan sencilla de aplicar.

Hasta que cumplen 2 años y medio, los niños no tienen la suficiente coordinación para toser, estornudar, sonarse la nariz y expulsar la mucosidad cuando lo precisan.
Por esta razón es necesario ayudarles limpiándoles la nariz con suero o agua marina y extrayendo la mucosidad, ya que la congestión les impide comer y dormir. Y existe el problema añadido de que cuanto más pequeños son, más probabilidad hay de que los virus y bacterias inflamen sus bronquios y/o bronquiolos y aparezca dificultad respiratoria, sibilancias, toses, etc.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por esta razón, en esta época uno de los motivos más habituales de visita a las consultas pediátricas son las infecciones respiratorias de vías inferiores tales como bronquiolitis, bronquitis, broncoespasmos, neumonías, etc., que padecen uno de cada tres niños menores de 4 años.
Ante estos trastornos, la aerosolterapia es un método eficaz para la prevención y el tratamiento. Consiste en la administración de fármacos en forma de aerosol, por vía inhalatoria, mediante la nebulización de sus partículas. Se considera el tratamiento más eficaz para afecciones
de las vías respiratorias altas y bajas (sinusitis, rinitis, bronquitis...), así como para las afecciones que alteran la función respiratoria, como es el caso de la bronquitis crónica.

Entre las ventajas de esta terapia en edad pediátrica están que no resulta dolorosa para el niño, no precisa su colaboración (puede estar dormido o despierto), el llanto no impide su administración y el tiempo de terapia es más reducido.

Y además, a diferencia de otros métodos de administración inhalatoria, la aerosolterapia es muy simple de aplicar (respirar es un acto fisiológico
y natural); es muy eficaz (el medicamento llega directamente a la zona que hay que tratar y es liberado en la cantidad precisa donde se necesita) y tiene una gran tolerabilidad (ya que al utilizar una menor dosis de medicamento a nivel local, presenta menos contraindicaciones).

Por último, la aerosolterapia es compatible con los diferentes grupos de medicamentos para el tratamiento de afecciones respiratorias como los broncodilatadores, anti-inflamatorios, antibióticos, mucolíticos o simplemente para administrar suero fisiológico. Pregunta a su pediatra, porque existe la posibilidad de aplicar la aerosolterapia en el domicilio, lo que en algunos casos de crisis podría evitar la visita a los servicios de urgencia.

En farmacias puedes encontrar AirProyect, de Pic, un aparato para uso doméstico que permite la administración de aerosolterapia. 100 € aprox.

Publicidad - Sigue leyendo debajo