Un zapato para cada edad

Hasta los dos o tres años sus pies parecen planos porque una almohadilla de grasa oculta el arco

Dependiendo del momento en el que se encuentren de su desarrollo, así serán los zapatos más adecuados para tu hijo:

lactancia

No le calces hasta que camine, para dejar libertad de movimientos al pie. Usa patucos de lana, o de piel pero sin suela, para proteger y abrigar sus pies.

gateo

Los patucos deben llevar refuerzo-contrafuerte en la puntera para evitar lesiones en dedos y uñas a consecuencia del continuo arrastre y roce con el suelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

primeros pasos

El zapato debe ser lo bastante ancho para dejar plena libertad de movimiento a dedos y tobillo; tiene que ser de corte bajo (la idea de que hay que poner botitas para que el tobillo quede sujeto carece de sentido).

A partir del año

El calzado ideal es el que mejor se adapta a las características del pie de cada niño. Debe proteger y sujetar el pie y permitir una marcha correcta. Debe ser de su talla (el pie no baila, pero la distancia entre el dedo más largo y la puntera no es inferior a 1 cm), con horma ancha, para que no comprima los dedos; con suela flexible y que no resbale, contrafuerte no muy rígido, tacón de menos de 2 cm y de material transpirable y natural (algodón, lona o cuero).

Publicidad - Sigue leyendo debajo