La etapa del babeo en los niños

El babeo es una buena señal, que indica que tu bebé se está preparando para poder ingerir nuevos alimentos, pero puede resultar muy incómodo para él. ¿Sabes cómo aliviar las molestias que le ocasiona?

En su segundo trimestre de vida tu pequeño comenzará a babear más, algo que se explica por varias razones:

  • Para empezar, sus glándulas salivares se activan para que pueda deglutir los nuevos alimentos que poco a poco van a ir formando parte de su dieta habitual.
    • A esto se une que todavía no está habituado a tragar tanta cantidad de saliva y entonces, se ve obligado a expulsarla en forma de baba por las comisuras de los labios, para no atragantarse con ella.
      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      • Por último, esta etapa coincide con la de la salida de los primeros dientes y tu hijo, al sentir molestias, se toca la encía con la lengua de continuo, además de meterse los deditos en la boca (lo hace para intentar aliviarse), lo que también propicia la producción de saliva.

        ESCOCEDURAS, GASES...

        El babeo es una muestra evidente de que tu pequeño está creciendo, pero puede producirle molestias como irritación de barbilla, constipado (porque se moja la ropa por la zona del pecho), gases (por tragar tanto) y escoceduras en el culito (la salida de los dientes acidula la saliva y ésta cambia el pH de la orina, haciéndola más agresiva para su piel).
        Para solucionar estos males...

        • Llévale siempre con un babero de algodón suave forrado de plástico (quítaselo para dormir). Así podrás limpiarle enseguida y evitarás que se le irrite el mentón y se moje la ropa. Para las escoceduras de la barbilla no le eches nada. Cuanto más seca se la mantengas, antes se le curará.
          • Dale masajes circulares en la tripa, en el sentido de las agujas del reloj, para ayudarle a echar los gases.
            • Cámbiale el pañal en cuanto lo necesite y si ya se le ha escocido el culete, úntale la pomada que te diga el médico (la habitual no valdrá).

              Y ten paciencia. El babeo pasará.

              OTROS CONSEJOS CONTRA LAS MOLESTIAS DEL BABEO

              Además de las recomendaciones que te hemos dado en el artículo, recuerda...

              • Cuando limpies las babas a tu hijo también debes pasarle el babero por el cuello, porque si esta zona se le mantiene húmeda de continuo, tu pequeño puede acabar cogiendo hongos. De ser así, se sentirá aún más incómodo.
                • También es importante que antes de alimentarle compruebes que su comida está templada. Si se la das muy caliente las encías le dolerán (ahora las tiene más sensibles por la aparición de los primeros dientes).
                  Publicidad - Sigue leyendo debajo
                  • Lávale las manos a menudo (con toalllitas húmedas, si no estáis en casa). En esta época se las llevará más a la boca y si las tiene sucias puede causarse una infección.

                    FUNCIONES DE LA SALIVA

                    El exceso es muy molesto para el pequeño, pero ésta resulta esencial no sólo para ayudarle a descomponer y a tragar mejor los alimentos, sino también para...

                    • Mantener su boca sana, estabilizando su pH natural y protegiéndola de posibles proliferaciones microbianas.
                      • Mineralizar y fortalecer sus primeros piquitos (la saliva se compone, en parte, de calcio y flúor).
                        Publicidad - Sigue leyendo debajo