¿Cómo se detecta una hernia?

Las hernias se suelen detectar porque se hacen visibles cuando el bebé ha llorado o tosido.

El bulto no es permanente. “Su aparición es intermitente, es decir, aparece y desaparece”, cuenta el especialista. En los bebés las hernias suelen hacerse visibles después de llorar o toser. Cuando son algo mayores se manifiestan tras un esfuerzo físico, por ejemplo al agacharse. Esos esfuerzos dejan al descubierto la protuberancia, pero no son su causa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Si a tu hijo le ocurre ve al médico para que determine si se trata de una hernia que puede volver a la cavidad abdominal, o no. Es probable que le haga una ecografía o una radiografía.

El pediatra te aconsejará la forma de meter la tumefacción. Acompáñalo con palabras dulces, caricias y presiones suaves sobre ella. Y no lo hagas sin indicación médica, ya que en el caso (poco probable) de que la hernia estuviera estrangulada, podrías dañar al pequeño. “Si la protuberancia es dura y al apretar no se reduce, se habla de hernia incarcerada, el paso previo a la estrangulación”, explica el Dr. González Rivero.

No coloques sobre la hernia monedas, canicas o botones, ya que impiden que se refuerce la musculatura del abdomen y pueden aumentar la hernia. El esparadrapo, el braguero o la faja tampoco sirven. De hecho, esta última está prohibida porque puede llegar a atrofiar el testículo o afectar al ovario.

Algunos bebés son más propensos a tener una hernia

A pesar de que cualquier bebé puede tener una hernia, existen ciertos factores de riesgo que convierten a algunos en más propensos a sufrir este trastorno.

  • Factores genéticos. Aunque no está claramente demostrada la herencia genética, es cierto que existen familias con miembros más propensos a padecer hernias.
  • Factores de género. La hernia inguinal es más frecuente en niños que en niñas.
  • Factores de raza. La hernia umbilical, en la raza blanca, se suele cerrar antes de los 9 meses. Pero en la raza negra el cierre es más tardío, incluso hasta los 6 años.
  • Factores de tiempo. Los prematuros tienen más probabilidades de padecerlas.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo