Por qué hay más casos de muerte súbita en bebés durante el invierno

La experta en muerte súbita de la Asociación Española de Pediatría (AEP), Isabel Izquierdo, nos revela cuáles son los factores de riesgo de este síndrome para que podamos evitarlos.

Recién nacido durmiendo
Getty Images

El síndrome de muerte súbita del lactante se define como la muerte repentina e inexplicable de un bebé mientras duerme. Es la principal causa de fallecimiento de bebés de hasta un año de edad y la mayoría de los casos ocurre durante sus 6 primeros meses de vida. Este síndrome es más común durante el invierno debido a que “hay más infecciones respiratorias y porque se tiende a sobreabrigar a los bebés”, según señala la doctora Isabel Izquierdo, miembro del Comité de Promoción de la Salud y experta en muerte súbita de la Asociación Española de Pediatría (AEP). “En invierno hay más bronquiolitis, más problemas de virus…”.

Las posibles causas de la muerte súbita en bebés son varias, pero se han encontrado factores comunes que es recomendable evitar para reducir riesgos, la principal: que el bebé duerma siempre boca arriba. “Muchos de los niños que fallecen por muerte súbita lo hacen por asfixia. La postura en prono (boca abajo) es una postura que favorece los casos de asfixia, si a esto le sumas que pueda haber un sobrecalentamiento porque está demasiado abrigado y que a veces se tapa la cabeza, el riesgo es mayor”.

Por tanto, se debe “evitar la posición en prono y procurar que el bebé duerma en posición supina (boca arriba), porque dormir boca arriba no incrementa el riesgo de asfixia ya que la vía respiratoria está libre” comenta la doctora. Además, “otra cosa que no se debe hacer es compartir la cama (colecho) con el bebé porque se ha comprobado que aumenta el riesgo de asfixia. Lo que se recomienda es que los bebés duerman en su propia cuna, en la misma habitación, pero en su propia superficie independiente”. Tal y como señala la experta, “esta superficie ha de ser un colchón firme, que no sea muy blando, porque si rolan hacia abajo y el colchón es blando la cara se hunde hacia él y hay más riesgo de asfixia”. “También se recomienda que los niños estén vacunados según las pautas de vacunación”.

Como hemos comentado anteriormente, el exceso de ropa es un factor de riesgo pues produce sobrecalentamiento y “el aumento de temperatura en los niños puede provocar un episodio de muerte súbita. El niño tiene que estar con su pijamita pero no sobreabrigado, hay quienes le ponen muchas mantas, mucha lana…”. Y por supuesto, nada de objetos blandos en la cuna.

Por otro lado, “también se recomienda la lactancia materna, hay análisis que dicen que protege de la muerte súbita del lactante”. Y es muy importante “evitar la exposición del bebé a trabajo y a drogas”. De hecho, “se recomienda evitar el tabaco tanto durante el embarazo como la exposición posnatal, porque es irritativo de las vías respiratorias. Durante el embarazo se ha visto que la nicotina puede afectar a los núcleos del despertar de los niños”.

Además, según señala la doctora Isabel Izquierdo, “el chupete es un factor protector, pero hay quienes no quieren dar chupete porque dicen que interfiere con la lactancia materna. En este sentido, se recomienda dar el chupete una vez que la lactancia esté bien instaurada. Un niño que está acostumbrado a mamar no va a dejar de mamar por el chupete”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo