Tu ánimo influye en sus cólicos

Papá triste, niños con cólicos más intensos. A esta conclusión han llegado expertos de un centro médico-pediátrico holandés.

No, no es que un bebé con cólicos ponga triste a su papá, que puede ser, sino que el padre que está bajo de ánimo empeora los cólicos de su hijo.

Se sabe que los niños pequeños son ultrasensibles al estado anímico de la madre y ahora, gracias a un estudio realizado en el Erasmus Medical Center de Holanda, se ha conocido que el de los papás también.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los hombres que tienen una actitud positiva durante el embarazo y el parto están más preparados para asumir esta eventualidad de sus bebés y repartir la carga emocional que los cólicos suponen.

Tras realizar un seguimiento de miles de parejas, a los que se les entregó un cuestionario durante la gestación (a responder por el papá), el Dr. Mijke van den Berg constató que los bebés con cólicos nacidos de padres que decían tener depresión, lloraban más (4,1% más) que otros bebés con cólicos cuyos papás estaban felices.

Publicidad - Sigue leyendo debajo