Fiesta de "graduación" para bebés prematuros

Una enfermera de Carolina del Norte puso en marcha esta iniciativa para celebrar la salida del hospital de los bebés nacidos antes de tiempo.

image
D.R.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Idea de una enfermera

Nacen en el hospital, pero no siempre se marchan a casa nada más llegar al mundo. A veces, tienen que quedarse un ratito más para crecer lo que no han crecido en el vientre de su mamá. Al nacer, los bebés prematuros se enfrentan a un reto, porque querer ver la luz antes de tiempo tiene un coste. Y para una madre, resulta muy difícil marcharse a casa sin su pequeño.

Melissa Jordan, enfermera de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital CaroMont Health, en Carolina del Norte, reparó en todas estas cosas y quiso poner en marcha una emotiva tradición: la de celebrar una graduación para todos los bebés prematuros que abandonasen con éxito el centro médico.

Así surgió la iniciativa

“Todo empezó cuando me encargué de un bebé que nació con 28 semanas”, comenta Jordan quien, además, asegura que, día tras día, minuto a minuto, se va forjando un vínculo especial entre la enfermera, el recién nacido y su familia. Un vínculo merecedor de una gran despedida.

Desde que Melissa, que lleva ocho años trabajando en el hospital, se dio cuenta de todo esto, cada vez que un bebé prematuro se marcha, el personal se reúne para cantarle y bailar. Además, le colocan un birrete de graduación que lleva escrita su fecha de nacimiento. Jordan comenta que cuando puso en marcha esta iniciativa, la acogida de la primera familia fue tan emotiva que pensó: “quiero que todos los padres sonrían así”.

“Hemos decidido celebrar esta graduación con todos los bebés que nacen con 34 semanas o menos y el personal tiene pensado mantener esta tradición por los años venideros”, comenta la enfermera. “Hemos graduado a catorce niños, tres de ellos hermanos de gemelos, y creo que el número de graduados seguirá creciendo”, añade.

Un recuerdo para toda la vida

Desde aquel día han sido varios los peques que se han graduado en el hospital y varios también los papás que se han emocionado al coger a su hijo en brazos y ver a los médicos celebrar que el reto había terminado.

“Era el final de un viaje y el principio de otro”, dicen Matthew y Monica Becton. “El trabajo había dado sus frutos y la graduación nos permitió celebrar esos logros”, afirmaban por su parte Shawn y Erica Sutton. Completan sus palabras las de Casey y Jason Christopher: “Nos encanta esta tradición, las enfermeras, los médicos y las familias trabajan duro hasta la graduación y es maravilloso sentir que tu pequeña bendición se va por fin a casa”.

Casey y Jason dicen además que la graduación es un momento muy agradable que demuestra que todo el personal de enfermería se preocupa realmente de cuidar a los pequeños y se esfuerza por hacer de la despedida un momento especial para las familias.

Melissa Jordan dice que espera que los casos de estos bebés "puedan inspirar a los padres, para que nunca se rindan y tengan tanta fuerza y coraje como tienen los niños”. Jordan dice además que confía en que todos los padres prematuros alrededor del mundo recuerden pasados los años el sentimiento que experimentaron cuando su bebé nació, gracias a las fotos de la graduación. “Espero que las imágenes no solo les recuerden la fuerza que llevaron dentro sino la que tuvieron para con su hijo”, sostiene.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Primer mes