Descubre cómo oye el recién nacido

El sentido del oído del bebé empieza a funcionar en el embarazo y está muy desarrollado cuando tu hijo llega al mundo. Aprovéchalo para comunicarte con él y estrechar todavía más vuestro vínculo.

Hacia la semana 16 de gestación el bebé que se está formando ya puede oír tu corazón y tus intestinos, y a los seis meses de embarazo ya reacciona ante los sonidos del exterior: se inquieta ante un ruido fuerte y se relaja cuando oye tu voz cantándole una nana. Por eso al nacer ya trae mucho aprendido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Le gusta tu voz

Cuando llega el mundo su oído está ya casi tan desarrollado como el de un adulto. Lo que mejor percibe son los tonos agudos, de ahí que se sienta más atraído por la voz de la madre que por la del padre. Además, capta diferencias muy sutiles en vuestra forma de hablar: hacedlo de forma tranquila, ya que los gritos o un tono alterado pueden provocarle malestar.
El bebé también es capaz de reconocer vuestras voces y se siente especialmente relajado al escucharlas. Está demostrado, por ejemplo, que los recién nacidos comen más cuando están oyendo la voz de la madre que cuando oyen la de otra mujer.

La base del lenguaje

Ya ves que tu voz le da seguridad y le relaja. Ten en cuenta también que hasta los 10 meses su sentido del oído está más desarrollado que el de su vista, por eso tu contacto con él debe ser principalmente a través de las palabras. Además, de este modo estás sentando las bases para que tu hijo adquiera el lenguaje hablado. Conversa con él mientras le das de comer, le cambias el pañal o le bañas, léele cuentos y cántale. Con ello también le transmites tu cariño y lo importante que él es para ti.

Consejos para cuidar sus oídos

Es frecuente que los bebés padezcan infecciones de oído debido a que se pasan el día tumbados y los gérmenes pueden acceder a él fácilmente. Para tratar de evitarlo:
• Mantén limpias las sábanas de su cuna, cámbialas pronto si regurgita.
• Después del baño sécale bien los oídos con una toalla, pero sin introducir nada en ellos.
• Si vais a salir cuando hace frío o viento, cúbrele bien las orejitas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Primer mes