Pruebas para identificar al bebé

Muchas madres temen que en la maternidad un error pueda hacer que confundan a su bebé con otro. Si es tu caso, tranquila: en todos los centros se aplican protocolos eficaces para evitar que esto suceda.

image
Cada vez es más habitual guardar una muestra de sangre con vuestro ADN.

Es normal que temas que en la maternidad puedan equivocarse e intercambiar a tu hijo por otro, pero lo cierto es que todos los centros sanitarios siguen unos estrictos protocolos para evitar que esto ocurra. Además, hoy en día se desaconseja la separación física de la madre y el bebé, así que si no existe una complicación médica importante, tú, tu pareja o ambos estaréis con el recién nacido todo el tiempo que paséis en la maternidad.

Su primer “dni”
Es el documento de identificación materno-filial, que se rellena en el paritorio delante de ti y/o de tu pareja. Consta de dos partes. Una se incorporará a tu historial médico e incluirá tus datos personales y los de tu hijo, la huella dactilar de tu dedo índice y las del índice y dedo corazón de tu pequeño.
En la otra parte también quedarán recogidos vuestros nombres y huellas. Una vez que firmes la primera parte del documento te entregarán la segunda, que es la que necesitas para inscribir a tu hijo en el Registro Civil. Por cierto, se acaba de aprobar una reforma legal para poder inscribir a los recién nacidos en el Registro desde los propios centros sanitarios.

Además del documento materno-filial, muchas maternidades adjudican a las futuras mamás en el momento del ingreso un kit con cinco tiras adhesivas, con una numeración o código de barras, que se pegan en el historial médico, en la pulsera de la madre, en la pulsera que le pondrán al bebé en el tobillo, en la pinza del cordón umbilical y en el documento materno-filial.
También es cada vez más habitual tomar una muestra de sangre del recién nacido (unas gotitas del cordón umbilical) y de la madre, que tras colocarse en un papel absorbente se guardan en la historia clínica, de manera que se pueda recurrir a ellas para identificar el ADN ante cualquier sospecha.

"

Así toman su huella

La ley obliga a tomar las huellas dactilares de la mamá y del bebé (ya no se usa la huella plantar). Se puede hacer de dos formas:
• Método tradicional. Con un tampón de tinta no tóxica impregnan los deditos de tu hijo y tu dedo índice e imprimen vuestras huellas en el documento materno-filial.
• Biometría dactilar. Consiste en la digitalización en alta resolución de las huellas dactilares de los dos, que de igual forma se incorporan a los documentos pertinentes.

"

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Primer mes