Cómo crear los primeros lazos afectivos con el bebé

El vínculo entre los padres y el hijo, que se inicia en el embarazo, se va consolidando durante las semanas posteriores al nacimiento.

Las primeras semanas con el recién nacido en casa son de auténtico caos, pero también de conocimiento y acercamiento mutuo (no olvidéis que el roce hace el cariño). A continuación os proponemos unas sugerencias para fortalecer aún más la unión con vuestro pequeño.

CONOCERLE ES QUERERLE

  • Cogedle en brazos cada vez que llore, para aliviar su malestar cuanto antes. Por ahora, el llanto es la única manera de expresarse que conoce y hasta el año no hay riesgo de malcriarle.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    • Si le notáis intranquilo, colocad su moisés en el salón o llevadle en el portabebés por la casa. Sentiros cerca le reconfortará.
      • Dadle de comer en un ambiente tranquilo. Mientras mama o toma el biberón, desconectad el teléfono y poned música tranquila y bajita. Así lograréis que este momento sea mucho más placentero para los dos. Haced lo mismo cuando le bañéis.
        • Entablad "diálogos" con él, intentando captar su mirada, y responded a sus reacciones y balbuceos. Ésta es la base de la comunicación y del dominio del lenguaje.
          • Guiaros por vuestra intuición. No existe un método infalible para el cuidado de los bebés, pero nadie intuye mejor que los padres las necesidades de su pequeño.
            • Aceptad la ayuda que os presten vuestros familiares y amigos para realizar las tareas domésticas. Así dispondréis de más tiempo para dedicárselo a él.
              Publicidad - Sigue leyendo debajo
              Más de Primer mes