La hora de comer

LA HORA DE COMER

Si alimentas con pecho a tu pequeño, el verano es la estación perfecta para disfrutar de esta experiencia única.

Te olvidas de biberones, termos y demás utensilios y puedes alimentar a tu hijo en cualquier momento y lugar.

Los niños que nacen en esta época del año pasan más tiempo en la calle, expuestos a la luz del sol, lo que fortalece su sistema inmunológico y favorece su crecimiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Si optas por el biberón, ofréceselo templado aunque el calor apriete. Así le gustará más y lo digerirá mejor.

Los bebés tan pequeños que toman pecho no suelen necesitar una hidratación extra, aparte de sus tomas habituales.

"Yo me obsesioné un poco porque mi hija rechazaba el agua y tenía miedo de que no estuviera bien hidratada, pero mi pediatra me dijo que con la lactancia era suficiente", nos explica Beatriz.

Sin embargo, si le das biberón y hace excesivo calor sí debes ofrecerle y procurar que beba agua.

Pide a tu pediatra que te indique la cantidad adecuada de agua que debe tomar al día según su edad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Primer mes