Nacer en verano...¡Qué suerte!

Conoce las ventajas que conlleva para tu pequeño haber nacido en esta época del año y disfruta al máximo de vuestras primeras vacaciones en familia.

Si has dado a luz en verano, estás de enhorabuena por partida doble: a la alegría por el nacimiento de tu hijo se suma la suerte de disfrutar de días más largos y luminosos.

Al poder pasear con él durante horas, tu pequeño obtendrá los beneficios de la luz solar (favorece el crecimiento, fortalece el sistema inmune...), perfeccionará antes sus sentidos y se volverá más receptivo a todo lo que ocurre a su alrededor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Además, en esta época disminuyen las afecciones bronquiales y las gripes, enfermedades típicas del invierno que, si se repiten o se prolongan, pueden acabar afectando al desarrollo.

Ahora tu pareja, tus familiares y amigos disponen de más tiempo libre para estar con el pequeño, lo que potenciará su sociabilidad y a ti te dejará más tiempo para cuidarte y reponerte del parto.

Y también es una suerte no pasar estos meses de calor embarazada.

Aquí te damos ideas y consejos para que vuestro primer verano juntos sea redondo.

No te olvides de contarnos tu experiencia e los FOROS de nuestra web.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Primer mes