Primeros días en el hospital

Has esperado nueve meses para conocer a tu bebé. El parto ha sido un gran esfuerzo para los dos y ahora necesitáis descansar y reforzar vuestros vínculos afectivos.

Venir al mundo ha supuesto un duro trabajo para tu bebé y ahora necesita descansar del viaje tanto como tú. En principio, el hospital no parece ser el mejor lugar para crear un entorno de intimidad. Sin embargo, puedes conseguir que tu pequeñín se sienta bien en vuestra primera habitación compartida y empiece a quererte ya.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

EL PRIMER CONTACTO

Apenas empiece a respirar por sí mismo tras el parto, tu hijo pasará el test de Apgar, su primer control médico. Luego las enfermeras le limpiarán, vestirán e identificarán. Antes de que te dé tiempo a echarle de menos lo tendrás en tus brazos y después os subirán a la habitación.

Ten en cuenta que colocarte al bebé sobre tu pecho nada más nacer le relajará y reforzará vuestro vínculo afectivo, iniciado durante el embarazo. Además, hacerlo favorece la predisposición del bebé a buscar el pecho y la de la madre a producir leche, algo que después os ayudará en el comienzo de la lactancia.

Cuando empieces a darle de mamar, recuerda que aunque el pequeño nace con el reflejo de succión, agarrarse al pezón le costará algunos intentos. No te extrañe que las primeras veces sólo chupetee el pezón, sin sacar nada.

Ponte cómoda, ten paciencia y procura que la habitación esté tranquila, sin ruidos ni luces que puedan molestarle: hablad bajito y bajad la persiana si da el sol. En cambio, que haga calor es normal y a él no le molesta, porque está acostumbrado a la temperatura que tenía en el útero.

En la mayoría de las maternidades los bebés pasan la noche en el nido. Si el parto ha sido duro, podrás descansar mejor si tu hijo duerme unas horas en esta sala, vigilado por el neonatólogo y las enfermeras. Pero si lo prefieres y no hay contraindicación médica, el bebé puede permanecer contigo.

Es verdad que la cohabitación favorece el desarrollo físico y afectivo del bebé, pero si estás deprimida o estresada, puedes contagiar esas sensaciones a tu hijo y en este caso sí es recomendable que duerma en el nido.

VISITAS, ¿SÍ O NO?

Las visitas continuas agotan a la madre y al niño. Es importante que el bebé permanezca el mayor tiempo posible a solas con sus padres para impregnarse de su olor corporal y aprender a reconocerlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Restringe las visitas a los familiares más allegados, y pide al resto de los parientes y amigos que os visiten en casa. Por otra parte, durante los días que tu bebé y tú estéis en el hospital, deberás aprender a curar el cordón umbilical, a cambiar los pañales, a lavarle, a reconocer sus reacciones...

No te agobies ni pretendas hacerlo todo tú, deja que el papá participe y que los profesionales te ayuden.

Aprovecha para preguntar a la matrona o a las enfermeras cualquier duda acerca del cuidado de tu hijo. La vuelta a casa será más feliz si te sientes segura y sabes cómo se hacen las cosas.

Pero lo que debes tener siempre en cuenta es que tú, incluso si te falta experiencia, eres perfectamente capaz de cuidar a tu bebé y la persona que mejor puede hacerlo.

ANTES DE DEJAR LA CLÍNICA...

No te vayas a casa sin asegurarte de que no te queda ninguna duda sobre los cuidados que debes proporcionar a tu bebé. Además, en el hospital deberán entregarte los siguientes documentos:

Certificado de Nacimiento para inscribir a tu hijo en el Registro Civil.
Informe de Alta del Recién Nacido, necesario también para la inscripción en el Registro Civil.
Informe de Maternidad. La madre debe llevarlo a su empresa en los cinco días siguientes al parto. Después, tiene que entregar una copia en la oficina del Instituto Nacional de la Seguridad Social, para acceder a la Prestación por Maternidad.
El lugar y la fecha en que se realizará la primera consulta con el pediatra y con la enfermera (suele ser hacia el séptimo día desde el nacimiento).
El dia y la hora para ir a tu revisión (suele ser a los 20 días) en la consulta del ginecólogo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Primer mes