¿Cómo le duermo?

¿Cuánto tiempo debe dormir?
Cada niño es un mundo y el tiempo de sueño puede variar mucho de uno a otro. Por regla general, un recién nacido duerme de 16 a 20 horas al día, en sueños que pueden durar entre 2 y 4 horas. A partir de los 3 o 4 meses el bebé duerme ya 15 horas diarias, aproximadamente, y puede que ya sea capaz de aguantar unas 5 o 6 horas sin despertarse por la noche.
¿Puedo favorecer su sueño?
Ni el cerebro ni el estómago del recién nacido están preparados para dormir mucho tiempo seguido, pero conviene establecer buenas costumbres desde el principio para que poco a poco vaya lográndolo. De día ponle a dormir en un cuarto con luz y con ruido. Y de noche, en silencio y a oscuras. Así irá regulando su ciclo horario. Además, le beneficia que sigas la misma rutina todas las noches: baño, masaje, toma...
¿Debe dormir en su cuarto?
Si quieres tenerlo cerca de ti, poned el cuco o la cunita en vuestra habitación. No conviene que duerma con vosotros en la misma cama, ya que aumenta el riesgo de muerte súbita del lactante. En todo caso, a los 3 o 4 meses conviene pasarle a su propia habitación.
¿En qué postura le acuesto?
También para prevenir la muerte súbita, debe dormir boca arriba, con la sábana y la manta metidas bajo el colchón y tapándole hasta los hombros (si duerme en cuna, los pies deben estar tocando la parte del piecero, para que no se escurra bajo las sábanas). No pongas la calefacción fuerte y no le arropes demasiado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Primer mes