¿Debo abrigarle más o menos?

A los recién nacidos les gusta estar bien envueltos en su toquilla en invierno y con una sabanita en verano, porque les da seguridad. Para asegurarte de que no está demasiado abrigado, tócale la nuca: si está sudorosa es que tiene mucha ropa; por el contrario, si le notas la naricilla fría es que debes arroparle más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Primer mes