Bebés prematuros

Un parto que se adelanta más de la cuenta suele conllevar angustia pero gracias a los avances médicos y a los profesionales en Neonatología de nuestros hospitales, podemos encontrar en el mundo muchos bebés prematuros con una vida plena y feliz.

La llegada de un hijo ansiado es siempre una noticia feliz pero puede verse truncada por el sobresalto que supone un parto prematuro.

La felicidad puede pasar a convertirse en angustia y preocupación pero, en la mayoría de casos, la historia suele tener un final muy feliz.

Los padres de estos bebés prematuros que llegan al mundo antes de lo esperado necesitan información sobre los cuidados que va a recibir su hijo, sobre las causas del parto prematuro, sobre la evolución del bebé o las posibles complicaciones que se puedan dar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Profesionales en Neonatología de la Comunidad Valenciana unieron sus fuerzas y conocimientos para editar un libro publicado hace escasos meses con el título Grandes prematuros. Análisis y experiencias en Castellón.

En este libro se han compilado una gran cantidad de datos acerca de los bebés prematuros que pesaron menos de 1.500 g nacidos entre 1986 y 2005 en el Hospital General de Castellón.

Ya en el prólogo del libro sobre estos bebés prematuros encontramos una cita que recoge el sentimiento de los padres ante un parto prematuro: "Cuando una gestación acaba prematuramente o el recién nacido tiene algún problema, (...) los padres tienen que enfrentarse en ocasiones al riesgo del fallecimiento de su hijo y, en otras, a la posibilidad de que sobrevivan con secuelas" apunta Vicente Roqués Serradilla, jefe del servicio de Neonatología del Hospital Universitario La Fe de Valencia.

La Fundación del hombre y la Sociedad Española de Neonatología tienen también publicado un Manual para padres con niños prematuros que está disponible en prematuros.info.

Hemos recopilado la experiencia de una madre que pasó por el trago amargo de sufrir un parto prematuro y la posterior hospitalización de su pequeña hija.

Ella y su bebé prematuro salieron adelante como lo hacen la mayoría porque los bebés prematuros son grandes luchadores aunque parezcan tan frágiles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Primer mes