Lo que aprende y consigue el bebé a partir de los tres meses

¿Pensabas que el segundo trimestre de vida era un periodo "tranquilo" para tu bebé? ¡Todo lo contrario!

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cada día, una nueva habilidad

De los 3 a los 6 meses se producen avances muy importantes en el desarrollo del bebé. Es normal, por lo tanto, que en esta etapa tu hijo te sorprenda con nuevas habilidades cada día. Estar a su lado celebrando sus logros con entusiasmo, proponerle retos en forma de juegos y de actividades que le resulten estimulantes y ofrecerle tu cariño incondicional hará que se sienta acompañado, apoyado y querido y le ayudará a llegar cada vez un poco más lejos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gana coordinación corporal

En este trimestre ganará la fuerza y el tono muscular necesarios para sostener la cabeza, mantenerse sentado con apoyo y darse la vuelta en la cuna. También perfeccionará la coordinación ojo-mano y empezará a atrapar las cosas al primer intento. Su gran flexibilidad le permitirá cogerse los pies y llevárselos a la boca. Y a finales del sexto mes podrá sentarse sin apoyo durante breves instantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Se comunica cada vez más

Ahora se expresará con todo tipo de gestos y sonidos, os sonreirá a su padre y a ti, os echará los bracitos para que le cojáis... Y se mostrará desconfiado con las personas a las que no conoce. Además, emitirá soniditos y “ajos” como si conversara. Respóndele para que se siga entrenando, porque sólo así se soltará a hablar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Investiga con los sentidos

Tu hijo tratará de satisfacer su curiosidad por el entorno con todos sus sentidos: seguirá con la mirada todo lo que le atraiga, investigará con sus manitas y su boca, escuchará vuestras voces y, por supuesto, reconocerá los olores más importantes para él, como el tuyo y el de su papilla. Dale ocasiones para explorar y acompáñale en sus investigaciones. Verás a qué velocidad se espabila.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Anímale con estas actividades

Favorecen sus aprendizajes y su desarrollo:

- Ayúdale a aplaudir, hazle cosquillas en el dorso de sus manos para que las abra y en las palmas para que las cierre, dale objetos diferentes para que los explore, guía sus manos hacia las distintas partes de su cuerpo...
- Siéntale en tu regazo y juega con él al “aserrín aserrán”.
- Túmbale boca abajo y pon un juguete delante de él para que lo coja.
- Háblale todo lo que puedas, contándole lo que estás haciendo. Él se fijará en cómo colocas los labios y tratará de imitarte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo