¿Cómo son las mamás millennials?

Las madres nacidas entre 1982 y 1995 están revolucionando la maternidad con su nueva manera de sentir, educar, consumir...

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Protagonistas de un gran cambio

Según un reciente informe realizado por el Pew Research Center (www.pewresearch.org), una de cada 5 madres en el mundo son millennials (es decir, nacieron entre 1982 y 1995, de modo que oscilan entre los 22 y los 35 años). Y en España, datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística muestran que, de los 412.266 bebés que llegaron al mundo en 2015, más de la mitad (272.651) eran hijos de mujeres en este rango de edad. ¿Cómo son estas madres?

Preparadas y autosuficientes

Es cierto que cada generación tiene algo que la hace diferente a la anterior. Pero también lo es que las mujeres millennials están siendo protagonistas del relevo generacional con (probablemente) más cambios de los últimos 200 años. Y no solo por la incursión tan fuerte en sus vidas de las tecnologías y las redes sociales, también porque están muy preparadas académicamente, son muy autosuficientes, viven sin el miedo a rechazar roles establecidos o a enfrentarse solas a la maternidad y sus expectativas y prioridades son diferentes.

Para conocerlas un poco mejor, hemos analizado los principales rasgos de las mujeres millennials y el modo en que estas características se traslada a su manera de criar y educar a sus hijos cuando se convierten en madres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tienen a la tecnología como aliada

Como parte de la generación millennial, estas mamás han crecido, de algún modo, conectadas. Les resulta difícil vivir sin wifi y han convertido su smartphone en un compañero inseparable. Consumen vídeos en Youtube (en España es la plataforma preferida de los menores de 30 años, según el Estudio General de Medios), sobre todo de belleza, recetas, manualidades o cuidado de niños. Adoran aquellas marcas que incorporan la tecnología, buscan pediatra desde la aplicación del móvil y bucean en la web en busca de consejos para cuidar al bebé, de propuestas de ropa, juguetes y artículos para sus hijos, de destinos para viajar en familia...

Referentes en sus grupos sociales

Es un grupo de madres que se caracteriza por ser muy influyente a la hora de tomar decisiones de compra, ya que son personas de referencia en sus grupos sociales. Según el informe Digital Women Influencer, más de la mitad de las encuestadas afirma que pregunta u opina sobre diferentes productos casi 10 veces al mes  y que retuitean casi 8 productos al mes. El 74% asegura que asesora a sus grupos cercanos sobre muchos temas y que difunde mucha información sobre una amplia gama de productos y servicios (por ejemplo, 9 de cada 10 comparten información sobre ropa y tiendas).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Adoran las redes sociales

...y son muy activas en ellas. Según la encuesta Digital Women Influencer, las mamás millennials tienen una media de 3,4 cuentas en redes sociales y pasan mucho tiempo en ellas, unas 17 horas a la semana (2 horas más que viendo la tele y 4 horas más que otras madres de diferentes generaciones).

Facebook, Instagram, Youtube, Pinterest, Linkedin y Twitter forman parte de sus vidas y de las de sus hijos: según una encuesta llevada a cabo por la revista TIME, un 46% de padres millennials aseguran haber publicado en Facebook la primera ecografía de su bebé.

Redes de apoyo

Además, estas plataformas también funcionan como una red de apoyo a la maternidad, como ese soporte emocional que muchas veces se necesita durante la crianza. A través de las redes sociales se ha desarrollado un sentimiento de comunidad e incluso de activismo cuando se trata de reivindicar temas que les preocupan, como el de la lactancia materna.

Sarita Schoenebeck, una profesora de la Universidad de Michigan (EEUU), cuenta en un reportaje para la revista TIME cómo descubrió algo curioso al entrevistar a estas nuevas madres sobre su uso de Facebook: cuando daban un “me gusta “ a alguna mamá que subía la foto de un bebé, no lo hacían por el grado de mayor o menor conocimiento que tenían de la persona, sino simplemente para demostrar un apoyo a otra madre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Forman parte de "la generación del talento"

Este grupo de mujeres, además de pertenecer a la generación con más títulos académicos, aprovecha los beneficios de las innovaciones tecnológicas para su desarrollo profesional. Según el informe "Mujer del Milenio", llevado a cabo por PWC, las millennials son mujeres que buscan continuamente oportunidades de desarrollo. Además, están marcando tendencia en las relaciones laborales porque no quieren renunciar ni a su carrera ni a la crianza de sus hijos, por lo que presionan para que las empresas las permitan conciliar; por ejemplo, echando mano de las tecnologías para poder tele-trabajar.

Necesidad de más flexibilidad

La encuesta, realizada a mujeres de 75 países nacidas entre 1980 y 1995 (de las que 1.200 eran españolas), ha roto el mito de que las mujeres dejan de trabajar porque quieran formar una familia, aunque todavía muestra una brecha en las relaciones de género. El 37% de las encuestadas que afirmaron haber dejado su puesto de trabajo al convertirse en madres aseguraron que lo habían hecho por la nula flexibilidad y la falta de posibilidades de conciliación, no por ganas o por falta de oportunidades profesionales.

Ese es el gran desafío al que se enfrentan las empresas del mundo. “Por ello los empleadores deben comprender mejor la forma de atraer, desarrollar y retener el talento femenino, además de comprometerse en desarrollar estrategias que fomenten la seguridad y la ambición de la mujer”, reflexiona en el informe Agnes Hussherr, líder de Diversidad en PwC.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mantienen su estilo de vida

La gran mayoría de estas madres del milenio, frente a las de la "Generación X" (las que ahora tienen entre 38 a 50 años) y de las del "Baby boomer" (las que tienen entre 51 y 61), han tenido un acceso mucho más fácil a la educación superior. Son mujeres que suelen tener una mente abierta y sin prejuicios y destacan por no querer cambiar su estilo de vida cuando se convierten en madres.

Una personalidad propia

Siguen viajando por el mundo (ahora con su bebé), moviéndose por la ciudad con bicicleta, saliendo con amigos y, según indica un estudio de la cadena norteamericana Turner, descargando la misma música, consumiendo el mismo cine y jugando a los mismos videojuegos.

En el ámbito educativo, quieren niños más independientes, responsables y autónomos. Más que exitosos, desean que sus hijos sean felices, odian el “porque yo lo digo” y, frente al autoritarismo, intentan que el diálogo reine en su casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Desafían los roles de género

Las madres y los padres millennials están desafiando los roles de género en la unidad familiar. Es una generación que, frente a sus predecesoras, ha crecido en términos de una mayor igualdad. Han vivido su infancia viendo cómo sus madres salían a trabajar fuera de casa y, cómo se producía la legalización de las parejas de hecho y del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Por otro lado, el porcentaje de madres no casadas, tanto las que viven en pareja o las que han decidido enfrentarse a la maternidad en solitario, ha pasado de un 2% en la España de 1975 a un 42,5% en la actual.

Ropa y juguetes unisex

Por todas estas razones sociológicas, eso de “los hombres son los que traen el dinero a casa y las mujeres se encargan de las tareas del hogar” ya no pesa en las casas millennial. Una búsqueda de igualdad que se traslada hasta en cómo estas madres visten a sus hijos. Según una encuesta de la revista TIME y la empresa Survey Monkey http://time.com/4070021/millennial-parents-raising-kids-poll/, el 50% de las madres millennial en Estados Unidos compran ropa y juguetes unisex para sus hijos. En España la industria de la moda infantil también se ha renovado para dar respuesta a las demandas y gustos de estas nuevas mamás y la ropa tradicional, con el rosa para niñas y el azul para niños, convive con prendas unisex, cómodas y de materiales sostenibles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo