Manualidades para niños de 2 años

Recortar, pegar, modelar... Son tareas que a los 2 años tu hijo aún no puede hacer solo, pero sí con tu ayuda. Entretenle con ellas y además de disfrutar juntos, mejorarás su desarrollo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Viéndote se animará a hacerlas

La única manera de poder adquirir una habilidad nueva es practicando. A los 2 años tu pequeño ya posee cierta destreza motriz para realizar sus primeros trabajos manuales, pero necesita que le guíes para saber cómo debe utilizar las tijeras, el pegamento y la plastilina (todos estos materiales deben ser específicos para niños).

Además, para que el apoyo que le brindas sea fructífero es imprescindible que despiertes su interés por estas actividades. Dada su edad, su capacidad de atención aún es muy breve y enseñarle algo sin que le produzca curiosidad es complicadísimo.

En el caso de las manualidades, la mejor forma de atraerle es hacerlas delante de él y exteriorizar lo bien que te lo estás pasando. Observarte le mantendrá entretenido y también le servirá para aprender a utilizar los objetos que tienes entre las manos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con pasos sencillos y bajo control

Una vez que le estimules y él te pida realizar una “obra de arte”, facilítale la tarea reduciéndola a los pasos más sencillos. El objetivo es que los haga con éxito y no se frustre nada más empezar, porque se le quitarían las ganas de seguir intentándolo.

Recuerda que siempre que tu hijo realice trabajos manuales debes estar a su lado, para evitar que utilice los materiales de forma peligrosa. Aunque sean específicos para uso infantil, no debe comerse el pegamento ni hacer aspavientos con las tijeras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pegar, recortar y modelar

Para que aprenda a pegar, ayúdale a deslizar la barra de pegamento sobre el trozo de papel oportuno, puesto boca abajo. Después tendrás que ayudarle a colocarlo boca arriba en el lugar adecuado. Advierte a tu hijo que tendrá que presionarlo un poco para que se adhiera bien.

Aún le falta mucha destreza para poder recortar formas con las tijeras, pero ya puedes enseñarle a hacer cortes rectos. Dale tiras estrechas, para que las convierta en trocitos de un solo corte, y dile que está haciendo confeti. Al otorgar a sus acciones un objetivo concreto refuerzas su interés. Y a esto se une que al ver que es capaz de lograr lo que se ha propuesto, se siente más motivado.

Para modelar, deja que arranque trocitos de plastilina y que los aplaste con sus dedos. Y enséñale a hacer churros con ella: le encantará.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Cuántos beneficios!

Al realizar juntos trabajos manuales y compartir un rato agradable reforzáis vuestros lazos de unión, pero además, tu pequeño aprende un modo ideal de acabar con el aburrimiento, mejora su motricidad fina, desarrolla su imaginación, entrena su atención, se empeña en superarse y descubre el valor del esfuerzo.

Por otra parte, recuerda que estas manualidades son un juego, pero le entrenan para manejar mejor el lápiz, lo que le vendrá genial para aprender a escribir. Y no olvides presumir de sus obras de arte con tus amigos y colocarlas en un lugar visible: así reforzarás su autoestima.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un cuadro: ¡qué buena idea!

Para convencer a tu hijo del artista que lleva dentro podéis hacer juntos un cuadro. Para ello, cómprale una cartulina blanca y deja que la decore con ceras, pinturas de dedo o rotuladores borrables, respetando un margen alrededor de su dibujo (tendrás que marcarlo tú con un lápiz). Luego anímale a hacer confeti como hemos explicado en el texto, y ayúdale a untar de pegamento el marco y a pegar sobre él el confeti.
Por último, dale plastilina para que “remate” su creación. Hecha la obra llega algo fundamental: que le digas lo mucho que te gusta y la expongas en un lugar privilegiado de la casa, para que sea admirada por todos. De esta manera tan divertida le entretienes, le ayudas a confiar más en sí mismo y refuerzas su autoestima.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo