La pequeña Lupe es capaz de todo

Tiene dos años, es hija de un matrimonio argentino y su ejemplo ayuda a miles de familias con niños que tienen Síndrome de Down. 

La vida es un tiovivo, un carrusel, una calesita. Todos estos términos significan lo mismo. La vida da vueltas y nos sorprende cuando menos nos lo esperamos. La vida es un parque de atracciones y siempre podemos ponerle color. Hacerla divertida y ser niños para siempre en nuestros corazones. Esta es la filosofía que se esconde tras la creación de la viral página de Facebook “La Calesita de Lupe”. La creó una joven argentina que, junto a su marido, relata la experiencia de ser la mamá de una peque con Síndrome de Down.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Yasmin Torino y Fernando cuidan de su hija Lupe y comparten su día a día a través de las redes sociales. Quieren que los miedos desaparezcan y que se dé auténtico valor a la palabra “inclusión”. De hecho, “saber es inclusión” les sirve de eslogan. Su esfuerzo e ilusión les han llevado a alcanzar los más de 25.000 seguidores en Facebook y los cerca de 12 millones en Instagram.

“La Calesita de Lupe comenzó cuando me di cuenta de que quería contar la experiencia de criar a una nena con #SíndromedeDown y que esto por un lado ayude a las futuras mamás que van a compartir esta experiencia única a entenderla y recibirla con alegría, y por otro lado ayude a nuestra sociedad a ver cómo es este mundo en realidad y a dejar viajas creencias atrás”. Con esta explicación inauguraba Yasmin Torino el viaje de su vida y lo hacía público. No iniciaba de esta manera una ONG sino una forma de vida inspiradora.

El principio del viaje

La joven pareja argentina recibió la noticia de que Lupe tendría Síndrome de Down cuando Yasmin atravesaba su quinto mes de embarazo. Entonces decidieron iniciar una campaña de concienciación y realizaron un vídeo inspirado en la carta de una mamá que respondía en los años 80 a la siguiente cuestión: ¿cómo es cuidar de un niño con discapacidad?. La mujer era la guionista de Barrio Sésamo, Emily Pearl Kingsley y en respuesta a la pregunta usaba una metáfora: criar a un niño con discapacidad es como planear un viaje a Italia y aterrizar en Holanda. Al principio decides que eso no es lo que querías pero más tarde descubres que ese lugar te hace feliz. La pareja adaptó la emotiva historia a nuestra época y la difundió en la red, donde contó con una sorprendente acogida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Completan la publicación de este viral, que se ha compartido ya más de 110 mil veces en Facebook, las palabras del escritor y actor Pablo Pineda. Los papás de Lupe las incluyeron en su muro y dicen así: “la palabra discapacidad implica prejuicios. La discapacidad implica capacidad. Todos estamos discapacitados para unas cosas y capacitados para otras, así que no se puede hablar de discapacidad de no de capacidades diferentes. ¿Has oído hablar de una prueba que se llama Iron- Man? Se trata de correr 42 kilómetros a pie, cuatro andando y 180 en bicicleta. ¿Tú serías capaz? ¿No? ¿Eres entonces un discapacitado?” Lupe cumplió el mes pasado dos añitos y es, entre otras cosas, capaz de algo extremadamente importante: sonreír a la vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo