La reacción de los bebés ante las cosquillas

Un estudio ha analizado esta respuesta para determinar si los bebés son conscientes de que el estímulo procede del mundo exterior.

Observar las respuestas de los bebés ante ciertos estímulos es importante a la hora de conocer cómo se produce el desarrollo cognitivo.

En este sentido, un grupo de investigadores del Instituto Goldsmiths de la Universidad de Londres ha llevado a cabo un estudio (publicado en la revista Current Biology) en el que analiza la respuesta de los bebés cuando se les realizan cosquillas en la planta de los pies.

El objetivo del proyecto era averiguar si los pequeños eran conscientes de que el estímulo procedía del mundo exterior. Para ello 30 bebés fueron expuestos a “cosquillas monitorizadas”: 17 de ellos tenían cuatro meses y 13, siete meses.

Se probó a hacerles cosquillas en sus pies mientras mantenían las piernas cruzadas. Y, curiosamente, se comprobó que los más pequeños eran más conscientes de cuál era el pie que recibía el estímulo (solo se equivocaban un 30% de las veces) que los más mayores (éstos fallaban en un 50% de los casos y tenían una menor velocidad de respuesta).

¿Significa esto que el sentido del tacto empeora a medida que crecemos? No. La explicación que dan los científicos a este mayor nivel de acierto de los más pequeños es que su cerebro es más simple y lo único que capta es de qué lugar de su cuerpo proviene el estímulo táctil.

Sin embargo, los bebés más mayores ya tienen más asimilado dónde están cada una de sus extremidades (en el lado derecho o izquierdo). Y además, no solo captan de dónde viene el estímulo táctil en su cuerpo, sino que lo relacionan también con un lugar procedente del entorno exterior. Por eso, al tener las piernas cruzadas es más fácil que cometan errores al identificar cuál de sus dos pies es el que ha sido tocado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo