Niños con altas capacidades intelectuales

Se calcula que el 2% de los peques las tienen. Es importante descubrir si el tuyo es uno de ellos.

¿Cómo se sabe si un niño es superdotado? Para determinarlo, los psicólogos se basan en dos criterios: el cociente intelectual (CI) y el perfil de su desarrollo. El CI se mide a través de una serie de tests que efectúa un psicólogo especializado en superdotación. Cuando el niño obtiene una puntuación igual o por encima de 130 (100 es la media), se considera que tiene cualidades intelectuales que superan los límites normales. En cuanto al perfil del desarrollo, vosotros mismos podéis evaluarlo mediante una serie de características que suele mostrar el niño precoz y superdotado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Señales de precocidad y superdotación

Los signos que indican una posible superdotación se observan ya en los primeros años. Si los aprecias en tu hijo, es recomendable llevarle a un gabinete de psicólogos especializado en el tema para hacerle el diagnóstico. Es importante saberlo, ya que te ayudará a entenderle mejor y le evitará problemas en su etapa escolar.

  • Desarrollo de su comunicación. Es habitual que estos niños muestren la primera sonrisa intencionada (no la que es un acto reflejo) antes de las 6 semanas. A los 6 meses dicen su primera palabra, en torno a los 18-24 meses pueden mantener una conversación y disponen de un vocabulario amplio, con términos difíciles para su edad, y a partir de los 2 años entienden el sentido del tiempo y hablan con referencia al pasado y al futuro.
  • Desarrollo motor. El bebé con un desarrollo precoz (indicio de superdotación intelectual) sostiene la cabeza y escudriña todo atentamente desde las primeras semanas, se sostiene de pie a los 6 meses y anda sin ayuda a los 9 meses (algunos se saltan la fase del gateo). En cuanto al logro de otras capacidades, fíjate en si hacia los 2 años y medio dibuja la figura humana con cabeza, tronco y extremidades (en lugar de hacer sólo el monigote, como otros niños), y crea imágenes con perspectiva y detalles.
  • Áreas de interés. Uno de los aspectos que más llaman la atención a los padres de niños con altas capacidades es que se interesan por una amplia gama de temas, son curiosos y muy activos (a veces hiperactivos). Desde los 18 meses les gustan los puzles, los libros y el dibujo. Además se fijan en las letras y los números que ven a su alrededor y los memorizan. También es característico el hecho de que el niño pregunte mucho (y no se conforme con cualquier respuesta) y que a los 4 años empiece a cuestionarse temas difíciles como la muerte, Dios y la guerra.
  • Sociabilidad. Los niños superdotados prefieren jugar con amigos más mayores y hablar con los adultos. Además, tienen un marcado sentido de la justicia y especial sensibilidad hacia el dolor ajeno.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo