Cómo hablamos a los bebés

Se ha descubierto que el modo en que las madres y los padres hablamos a los bebés y niños pequeños, en un tono más agudo y musical, les ayuda a aprender.

Los padres, de una forma intuitiva y natural, tendemos a hablar a nuestros hijos pequeños en un tono algo infantil y más agudo y musical.

Y esto es bueno, según han descubierto investigadores norteamericanos.

En su estudio enseñaron a un grupo de niños de 17 meses una serie de objetos, nombrándolos en untono normal, y a otro grupo, los mismos objetos nombrados en un tono agudo y con sílabas extendidas (“manzaaana”).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

A continuación, en la fase de prueba, les mostraron esos objetos pero con nombres equivocados.

Los niños del grupo a los que se les habló en un tono infantil prestaron más atención que el otro grupo.

Los investigadores creen que lo hacían porque estaban confusos: habían aprendido el nombre correcto y notaban algo que no cuadraba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo