Los cuatro pilares básicos para formar el carácter del bebé

Un bebé necesita ir formando su carácter poco a poco hasta hacerse completamente independiente con el paso del tiempo. La teoría Big Four propone cuatro pilares.

¿Has oído hablar de la teoría del Big Four? Trata sobre los aspectos que los padres debemos intentar transmitir a nuestros hijos para que adquieran un carácter fuerte, entendiendo por ello no que se conviertan en personas autoritarias e inaccesibles, sino independientes, alegres, amables, sociables y seguras de sí mismas.

Ilusión, fuerza, calma...

Los cuatro pilares a los que se refieren los especialistas son éstos:

  • Realismo: Los padres deben animar a sus hijos a avanzar, pero siempre teniendo en cuenta su edad y capacidades. Así, al no agobiarlos con sus exigencias, los pequeños se van superando con ilusión, sin perder seguridad ni sentirse frustrados.
  • Vitalidad: Unos padres emprendedores, confiados y optimistas ofrecen a sus hijos una visión positiva de la vida y una clara predisposición a disfrutar de ella al máximo.
  • Serenidad: ¿Quién mejor que los propios padres para enseñar a los pequeños a no dejarse llevar por el nerviosismo, la ansiedad, la frustración y los conflictos cotidianos?
  • Accesibilidad: Se refiere a la relación que los padres mantienen con ellos mismos y a la que entablan con otras personas. Si ambas son buenas, los niños aprenden a quererse y a establecer relaciones afectivas y duraderas con los demás.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo