El bebé descubre sus manos

A partir de los 3 meses sorprenderás a tu bebé observándose las manos: es su modo de descubrir que forman parte de su cuerpo y que puede moverlas a voluntad para realizar montones de actividades.

Alrededor de las 6 semanas de vida el bebé descubre sus manos por contacto: las junta, las separa, tira de ellas... pero todavía no sabe que son parte integrante de su cuerpo.

Esto cambia radicalmente a partir del tercer mes: es entonces cuando sostiene sus juguetes con ellas, se los lleva hacia la cara, los mira, los explora... y al mismo tiempo desvía su mirada hacia las manos y descubre que son ellas las que le permiten sujetarlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Desde este momento el pequeño deja de usar las manos y los ojos por separado (hasta ahora tocaba sin mirar y miraba sin tocar) para empezar a utilizarlos juntos: la vista le indica lo que puede coger y el bebé empieza así a desarrollar la llamada “coordinación óculo-manual”.

Este trabajo organizado entre la visión, el tacto y el movimiento resulta imprescindible para que el pequeño pueda ver en tres dimensiones y tenga sensación de profundidad.

También es fundamental para que descubra que puede hacer cosas y provocar respuestas en su ambiente. Y este hallazgo, a su vez, favorece el desarrollo de su inteligencia y le proporciona más seguridad en sí mismo.

Un avance progresivo

No puedes enseñar a tu bebé a coordinar las manos y los ojos (lo hará cuando su organismo esté lo suficientemente maduro para ello), pero una vez que haya empezado a armonizarlos, sí es recomendable que le ayudes a mejorar este aprendizaje. Para ello...

  • Deja a su alcance juguetes que le quepan bien en las manos, para que pueda cogerlos y observarlos por delante y por detrás.
    • Ofrécele objetos no peligrosos a diferentes alturas, para que calcule la distancia a la que tiene que llevar sus bracitos para cogerlos.
      • Acomódale en su gimnasio de suelo e incítale a coger los juguetitos que cuelgan de él.

        Verás cómo a finales de este segundo semestre tu pequeño ya puede apoderarse de las cosas sin amagos, realizando sólo un intento. ¡Su evolución es imparable!

        Más conquistas propias de este trimestre

        De los 3 a los 6 meses tu bebé te sorprenderá casi a diario con sus nuevas conquistas. Además de descubrirse las manos y de utilizarlas cada vez mejor...

        Sujetará la cabeza perfectamente. También se dará la vuelta en la cuna y se llevará los pies a la boca. Una vez que cumpla los 6 meses podrá mantenerse sentado, sin apoyo, durante breves instantes (no le dejes solo o se caerá).

        Publicidad - Sigue leyendo debajo
        • Se volverá más expresivo. Demostrará su alegría cuando esté con su padre y contigo y pondrá caras raras ante los extraños. Empezará a imitar gestos.
          • Emitirá todo tipo de sonidos. Y “responderá” a vuestras palabras.
            • Distinguirá texturas y colores. Y sabrá de dónde proceden los sonidos.
              Publicidad - Sigue leyendo debajo