Ideas para que el bebé disfrute en el parque

¿Tienes un parque cerca de casa? A veces es la única alternativa para que tu hijo se relacione con otros niños y descargue tensiones. Son muchos los beneficios que puede aportarle una tarde al aire libre...y sin tener que salir del barrio.

Para disfrutar con tu hijo de estos juegos al aire libre no hace falta que os vayáis lejos: puedes aprovechar el patio o la terraza de casa, un parque o un jardín de vuestro barrio.

Juntos en la hamaca

Cuelga una hamaca en tu terraza o entre dos árboles y mécete en ella con tu hijo.

Beneficios: Este balanceo compartido estrecha vuestros lazos y favorece la relajación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¡A los columpios!

En el parque, haz que le persigues mientras baja el tobogán o monta en el columpio.

Beneficios: Estas actividades estimulan su desarrollo motor grueso, le ayudan a liberar tensiones y a descargar energía, le hacen sentirse más feliz y mejoran su autoestima y su sociabilidad.

Pan para los patos

Coge pan duro de casa y deja que tu hijo lo reparta entre los patos y las palomas.

Beneficios: Le da sensación de autonomía porque los roles se invierten: ahora es él quien da de comer. Por otro lado, se familiariza con los animales y deja de temerlos.

Te invito a mi casa

Consigue una caja grande de cartón, hazle una puerta y ventanas y llévala al patio, a la terraza o al jardín.

Beneficios: Al dejarte entrar en su casa y luego prohibirte la entrada, tu hijo practica la dependencia y la independencia, experiencia imprescindible para poder madurar.

¿Hacemos un jardín?

Plantad juntos unas semillas en macetas y regadlas. En unos días podréis observar su crecimiento.

Beneficios: Aprende a ser más cuidadoso y se va familiarizando con el ciclo vital.

Publicidad - Sigue leyendo debajo